viernes, 19 enero 2018 Número de edición: 5349
Inicio > Confidencial > Perú, en el eje: Red Eléctrica se hace dueña de Redesur y Enagás calma al accionista por la inversión en GSP

Perú, en el eje: Red Eléctrica se hace dueña de Redesur y Enagás calma al accionista por la inversión en GSP

Perú, en el eje: Red Eléctrica se hace dueña de Redesur y Enagás calma al accionista por la inversión en GSP
  • La eléctrica compra el 45% que aún no controlaba de Redesur al fondo AC Capitales.
  • Así, sigue su expansión internacional y refuerza su papel en Perú, donde gestionará una red 1.186 kilómetros.
  • Mientras, Enagás calma a sus accionistas: confirma objetivos de pago de dividendo y beneficio neto.
  • La gasista asumió la gerencia del Gasoducto Sur Peruano tras la marcha de Odebrecht por sospechas de sobornos. 

Parece que Perú es un país clave para algunas compañías energéticas españolas. En concreto, Red Eléctrica ya es dueña de Redesur y Enagás ha anunciado que recuperará la inversión en el Gasoducto Sur Peruano (GSP) en tres años como máximo.

La compañía eléctrica que preside José Folgado ha comprado el 45% que aún no controlaba de Redesur y era propiedad del fondo en inversión en infraestructura AC Capitales. Redesur es la sociedad que explota la concesión del sistema eléctrico del sur de Perú, sobre todo, en las regiones de Arequipa, Moquegua, Tacna y Puno.

Así, Red Eléctrica sigue con sus planes de expansión internacional y refuerza su papel en este país hispanoamericano, donde está presente desde 1999. Además, con la puesta en marcha de las dos concesiones adjudicadas en 2015, llegará a gestionar una red de 1.186 kilómetros.

Mientras, Enagás ha lanzado un mensaje de calma a sus accionistas: recuperará la inversión realizada en Gasoducto del Sur de Perú (GSP) en un plazo máximo de tres años si acaba la concesión. De esta forma, ha ratificado sus objetivos de pago de dividendos y de beneficio neto incluidos en su estrategia 2016-2020.

Recuerden que la gasista que preside Antonio Llardén se adjudicó el 25% de este gran proyecto en 2014 junto a la brasileña Odebrecht (55%) y la peruana Graña y Montero (20%). Pero en la pasada primavera, la compañía brasileña se retiró al verse involucrada en sospechas de sobornos y la gasista española asumió la gerencia del GSP.

Cristina Martín

cristina@hispanidad.com