martes, 21 noviembre 2017 Número de edición: 5306
Inicio > Enormes minucias > Olvidos sobre la mujer. Por ejemplo, la familia: hombre, mujer e hijos

Olvidos sobre la mujer. Por ejemplo, la familia: hombre, mujer e hijos

Olvidos sobre la mujer. Por ejemplo, la familia: hombre, mujer e hijos
  • “200.000 mujeres gritan: ‘no queremos que nadie nos dicte’. Acto seguido, van y se hacen dactilógrafas”.
  • El capitalismo y el feminismo toman a la mujer como un elemento de producción.
  • El capitalismo para utilizarla, el feminismo para alabarla mientras la esclaviza el capitalismo.
  • “La vida en plenitud se da cuando esa mujer vive de fe”. Y si no, muchas mujeres operaran según la vieja máxima de ciceroniana: “La corrupción de lo mejor es lo peor”.
  • Lo mejor es la mujer. Al menos para la sociedad.

Las siguientes palabras proceden del tercer libro (el Reinado Eucarístico) de los Dictados de Jesús a Marga, la profeta madrileña que ha escrito una trilogía sobre la Verdadera Devoción al Corazón de Jesús (VDCJ).

En este caso es la Virgen María dirigiéndose, a través de Marga, a las mujeres: “Entiendo hijas, os entiendo. 

Entiendo que habéis sido maltratadas, pero no llaméis familia a lo que no lo es. La familia es el hombre y la mujer con los hijos. El hombre, del que vino la semilla que albergasteis en vuestro seno y los hijos, fruto de ese árbol plantado en vosotros, en ambos”.

Y también he reparado en esta parte del mensaje: “La mujer no es una pyme, no es una empresa: es un foco de donde surge la vida”. Es así como el capitalismo y el feminismo toman a la mujer. Como un elemento de producción. El capitalismo para utilizarla, el feminismo para alabarla mientras las esclavizan.

Ya saben, lo de Chesterton: “200.000 mujeres gritan: ‘no queremos que nadie nos dicte’. Acto seguido, van y se hacen dactilógrafas”.

Colofón de Santa María a Marga: “la vida en plenitud se da cuando esa mujer vive de fe”. Y si no, muchas mujeres operararán según la vieja máxima de ciceroniana: “La corrupción de lo mejor es lo peor”. Lo mejor es la mujer. Al menos para la sociedad.

Eulogio López

eulogio@hispanidad.com