miércoles, 17 enero 2018 Número de edición: 5347
Inicio > Confidencial > Ni el ‘fresh banking’ aguanta: ING baja la retribución de la Cuenta Naranja

Ni el ‘fresh banking’ aguanta: ING baja la retribución de la Cuenta Naranja

Ni el ‘fresh banking’ aguanta: ING baja la retribución de la Cuenta Naranja
  • Y también reduce la remuneración de los recibos vinculados a la Cuenta Nómina y Cuenta Sin Nómina.
  • Es la tónica general en todo el sector bancario: bajar las retribuciones y subir las comisiones.
  • Y eso a pesar de que se suponía que ING, por su reducidísimo nivel de gasto, aguantaría más que la banca española.

A pesar de que ING Direct es lo único que funciona bien de ING, ni el fresh banking aguanta el actual contexto de bajos tipos de interés. Así lo demuestra la nueva bajada en la retribución de la Cuenta Naranja, así como la reducción de la remuneración de los recibos vinculados a la Cuenta Nómina y la Cuenta Sin Nómina, según El Economista.

En concreto, ING rebajará la remuneración de la Cuenta Naranja al 0,10% TAE, que desde hace un año era del 0,2% tras bajar del 0,5%. Asimismo, el banco holandés quita la devolución del 2% de los recibos vinculados a la Cuenta Nómina y la Cuenta Sin Nómina -porcentaje que sólo recibían los clientes más antiguos desde 2013, cuando metieron el primer ‘tijeretazo’-.

Es la tónica general en todo el sector bancario para hacer frente al contexto de bajísimos tipos de interés: bajar las retribuciones y subir las comisiones. Como hemos dicho en Hispanidad, debemos preparar la cartera porque el cobro de los servicios prestados será la norma. Y es que el negocio bancario ha dejado de ser negocio y las entidades buscan compensar la caída de los márgenes dando un giro a su estrategia, revolución que conlleva el fin de los servicios gratuitos.

El anuncio de ING no es baladí. Se suponía que el banco holandés, por su reducidísimo nivel de gasto (apenas tiene sucursales), aguantaría más que la banca española. Pero al final, el fresh banking es capaz de aguantar esta “travesía del desierto” (en palabras del Ceo de Bankia, José Sevilla) que vive la banca europea por el entorno de bajos tipos.

Cristina Martín

cristina@hispanidad.com