martes, 12 diciembre 2017 Número de edición: 5321
Inicio > Confidencial > Los principales partidos advierten que los inversores están más preocupados por la situación política que por el déficit

Los principales partidos advierten que los inversores están más preocupados por la situación política que por el déficit

Los principales partidos advierten que los inversores están más preocupados por la situación política que por el déficit
  • El Rey convoca una nueva ronda con los líderes políticos para los días 25 y 26 de abril.
  • Así, Felipe VI constatará si hay un candidato con los “apoyos necesarios” o tiene que convocar elecciones.
  • Esta segunda opción es la que parece más posible… por ahora.
  • Antonio Roldán (Ciudadanos) insiste en que un acuerdo entre PP, PSOE y Ciudadanos aún no es posible y “se va a producir”.
  • Manuel de la Rocha (PSOE) señala que vamos a nuevas elecciones, sin duda.

Este martes, en la sexta edición del Spain Investors Day, representantes de los cuatro principales partidos (PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos) han señalado que los inversores están mucho más preocupados por la situación política que por el déficit. Eso sí, todos han coincidido en que es necesario resolver problemas, entre ellos, los desajustes en la consolidación fiscal, a pesar de sus diferencias en materia económica.

Sobre las 11 de la mañana, parece que el Rey se hacía eco de la mesa redonda que tenía lugar en el Hotel Ritz de Madrid, pues se ha conocido que ha convocado una nueva ronda con los líderes políticos para los días 25 y 26 de abril. Así, Felipe VI constatará si hay un candidato que cuente con los “apoyos necesarios” o tiene que convocar elecciones. Esta segunda opción es la que parece más posible… por ahora. Y es que visto lo que pasó en Cataluña, en el último momento, cuando todos esperaban la convocatoria de una nueva cita con las urnas,… todas las opciones siguen abiertas.

Antonio Roldán, portavoz de Ciudadanos en el Congreso, ha insistido en que un acuerdo entre PP, PSOE y su formación aún es posible y “se va a producir”. Es decir, ha apostado por una gran coalición, tal y como había hecho el ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, en el mismo foro unos minutos antes.

Por su parte, Manuel de la Rocha, secretario de Economía del PSOE, ha hablado de que vamos a nuevas elecciones. Esta es la postura que más impera entre los socialistas, tras la ‘ruptura’ de las negociaciones con la formación morada. “Ya no hay más ofertas a Podemos porque Pablo Iglesias no es de fiar”, señaló el portavoz socialista en el Congreso y miembro del equipo negociador, Antonio Hernando, el pasado lunes.

De la Rocha ha referido algunos aspectos de especial relevancia para España. Entre ellos, ha destacado: la innovación y la digitalización -archimencionada por el presidente del BBVA, Francisco González-; el acceso a la financiación, es decir, que el crédito fluya; la excesiva dependencia energética y la importancia de las renovables para ponerla fin, así como la educación, como factor importante en la productividad.

Mientras, Teodoro García, portavoz adjunto del PP en el Congreso, ha mantenido la línea defendida por el Gobierno en funciones al señalar que las reformas han dado sus frutos. También ha señalado que los últimos datos de déficit (5% del PIB), ocho décimas por encima del objetivo, no van a suponer nueva reformas. En su opinión, el nuevo Gobierno deberá profundizar en la corrección del déficit “pero sin recortes”.

Iván Ayala, miembro del área económica de Podemos, ha insistido en la importancia de la financiación pública y ha añadido que el problema no es el objetivo de déficit. En concreto, ha preguntado qué va a suceder con los 20.000 millones de recortes adicionales que Bruselas ha puesto encima de la mesa, pues no cree que los populares no vayan a hacer más ajustes. Asimismo, ha dado un tironcillo de orejas al PSOE, pues no ha habido pacto por su acuerdo con Ciudadanos; en la línea de las declaraciones que hizo el lunes Pablo Iglesias, cuando invitó a los socialistas a salir de la jaula en la que estaban por el partido naranja si querían apostar por un Gobierno de cambio, en lugar de por la gran coalición.

Cristina Martín

cristina@hispanidad.com