Miércoles, 23 agosto 2017 Número de edición: 5242
Inicio > Confidencial > Los ataques a la libertad religiosa se duplicaron en España en 2015 y el 86% fueron contra cristianos

Los ataques a la libertad religiosa se duplicaron en España en 2015 y el 86% fueron contra cristianos

Los ataques a la libertad religiosa se duplicaron en España en 2015 y el 86% fueron contra cristianos
  • Durante el año pasado se registraron 187 agresiones contra este derecho fundamental, frente a las 91 que tuvieron lugar en 2014.
  • De los 187 ataques registrados, 160 estuvieron dirigidos contra los cristianos, es decir, el 86%.
  • En la mayoría de los casos (99) se trató de situaciones en los que se margina a la religión de la vida pública.
  • Las agresiones a los lugares de culto (36) y el escarnio a la religión (33) completaron el podio de los ataques más frecuentes a la libertad religiosa.
  • La violencia física contra los creyentes se ha multiplicado por tres.
  • El Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia (OLRC) denuncia que el aumento de la intolerancia viene provocada, entre otros factores, por «el laicismo agresivo» que vienen impulsando «determinados partidos políticos» de la izquierda radical, o sea, Podemos.

Los ataques a la libertad religiosa se duplicaron en España durante 2015. Así lo recoge un informe del Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia (OLRC) al que ha tenido acceso a ABC presentado este martes. Según este estudio, durante el año pasado se registraron 187 agresiones contra este derecho fundamental frente a las 91 que tuvieron lugar en 2014.

En la mayoría de los casos (99) se trató de situaciones en los que se margina a la religión de la vida pública, como el polémico cambio de capilla de la Universidad Complutense de Madrid; la retirada de crucifijos en algunas salas de plenos de los ayuntamientos o la propuesta de Podemos en su programa electoral en Sevilla de arrebatar La Giralda a la Iglesia. Estas situaciones aumentaron en 2015 un 55% con respecto al año anterior, señala el informe.

Las agresiones a los lugares de culto (36) y el escarnio a la religión (33) completaron el podio de los ataques más frecuentes a la libertad religiosa. Las pintadas en mezquitas y templos fueron las más comunes, seguidas de las profanaciones y robos en las iglesias.

Por tipología, las agresiones contra los lugares de culto aumentaron un 350%, mientras que la violencia física contra los creyentes se ha multiplicado por tres al pasar de cero en 2014 a tres casos en 2015. Entre las víctimas se encuentra el rector del seminario de Moncada en Valencia que sufrió una agresión en la cara cerca de la basílica en marzo del año pasado o los puñetazos que recibió un sacerdote en un confesionario en una iglesia de Málaga en noviembre.

Por quinto año consecutivo, el informe recoge las noticias aparecidas durante 2015 en los medios de comunicación, así como la información que proporciona el Congreso de los Diputados, el Senado y los Parlamentos autonómicos. En esta edición, el documento revela que de los 187 ataques registrados, 160 estuvieron dirigidos contra los cristianos, es decir, el 86%. En concreto, 136 fueron contra los católicos y los restantes (24) a fieles de otras confesiones cristianas, como la Evangélica o Protestante.

La presidenta del OLRC, María García, afirma que estos datos «reflejan que la libertad religiosa está amenazada, ya que el miedo a manifestar las propias creencias crece debido a los diferentes tipos de ataques: desde vejaciones a la persona hasta violencia contra el creyente o los lugares de culto».

García denunció que existe «una verdadera ofensiva contra los símbolos religiosos cristianos, particularmente contra el crucifijo, por parte de determinados partidos políticos». «En no pocos municipios se ha desencadenado una obsesiva batalla por desterrar este símbolo de los espacios y actos públicos», apunta (como en el Ayuntamiento de Palma, quitado por el PSOE, en la imagen). A la par también aumentaron los casos de prohibición de asistencia a actos religiosos de responsables municipales, tendencia que continua en 2016. Es el caso de algunos municipios valencianos, como Denia, Meliana y Bétera gobernados por coaliciones formadas por PSOE, Compromís y partidos de las confluencias de Podemos.

Para esta asociación civil creada en 2006, el aumento de la intolerancia viene provocada, entre otros factores, por «el laicismo agresivo» que vienen impulsando «determinados partidos políticos» de la izquierda radical. Para esta organización esta actitud «provoca que se margine a la religión de la vida pública y se ridiculice a los creyentes».

«Los representantes políticos, elegidos por los ciudadanos, deben tener en cuenta que las creencias forman parte de la identidad de las sociedades. Las manifestaciones públicas de los creyentes son elementos constitutivos “del pueblo” y deben respetarse independientemente de la ideología del partido gobernante», afirmó.

José Ángel Gutiérrez
joseangel@hispanidad.com