miércoles, 17 enero 2018 Número de edición: 5347
Inicio > Confidencial > Lo que le faltaba a Dia: el depredador Goldman Sachs se convierte en su primer accionista

Lo que le faltaba a Dia: el depredador Goldman Sachs se convierte en su primer accionista

Lo que le faltaba a Dia: el depredador Goldman Sachs se convierte en su primer accionista
  • El banco de inversión estadounidense es el mayor destroza empresas y tesoros públicos del siglo XXI.
  • Y cómo no, practica la opacidad… de forma irresponsable.
  • Hasta hace meses, se conformaba con el 3,4%, pero en noviembre pasó al ataque: subió al 6,84% y ahora, al 10,2%.
  • Y encima, dicho asalto tiene tintes especulativos… justo cuando Dia remodelaba su negocio.
  • La cadena de supermercados olvida que el secreto de la franquicia es tratar bien al franquiciado.

Parece que una vez más se cumple el refrán de que a perro flaco, todo son pulgas… Y es que lo que le faltaba a Dia era que el depredador Goldman Sachs se convirtiera en su primer accionista.

Como saben, el banco de inversión estadounidense es el mayor destroza empresas y tesoros públicos del siglo XXI. Y cómo no, practica la opacidad… de forma irresponsable.

Hasta hace meses, se conformaba con tener el 3,4% de Dia, pero el pasado noviembre pasó al ataque: subió su participación al 6,84% y hace unos días, la ha elevado hasta el 10,2%. Así, se ha convertido en el primer accionista de la cadena de supermercados, por delante de dos fondos de inversión: el británico Baillie Gliford (10,02%) y Letterone Investment (10%). Este último tiene sede en Luxemburgo y está presidido por el magnate ruso Mikhail Fridman.

Y encima, el asalto del depredador Goldman Sachs a Dia tiene tintes especulativos… Reconoce ostentar 63,5 millones de acciones, pero realmente sólo tiene en su poder 4,31 millones de acciones, el resto están sirviendo para alimentar a los bajistas, que en las últimas semanas han reducido su presión hasta situarse en el 16,34%.

Todo ello, justo cuando Dia remodelaba su negocio para intentar dejar atrás su crisis. Aunque conviene recordar que la cadena de supermercados ha olvidado que el secreto de la franquicia es tratar bien al franquiciado. ¡Debería recordarlo cuanto antes y no quitar ojo a Golman y cía!

Cristina Martín

cristina@hispanidad.com