miércoles, 18 octubre 2017 Número de edición: 5282
Inicio > Publirreportaje > Las empresas ya no sólo buscan empleados, también talento

Las empresas ya no sólo buscan empleados, también talento

Las empresas ya no sólo buscan empleados, también talento

En cualquier compañía, ya sea española o internacional, los trabajadores son el verdadero motor, pues sin ellos sería imposible desempeñar la actividad a la que se dedican. Pero tras la crisis económica, se necesita algo más y ya no sólo buscan empleados, también talento, de ahí que entre sus prioridades estén la formación, así como la identificación y el desarrollo de talento.

La principal razón se debe a la innovación, una de las claves para tener un proyecto de futuro y destacar en su tarea. Por todo esto, cada vez más empresas se interesan en ofrecer oportunidades de formación técnica y práctica para que sus empleados puedan adquirir nuevos conocimientos y desarrollar su talento, lo que redunda en el negocio de forma positiva. Y al mismo tiempo, constituye una mejora y una apuesta por la calidad del empleo, así como por el crecimiento personal del trabajador.

inditex talento diseño

También hay que tener en cuenta que estamos en un entorno globalizado, altamente competitivo y dinámico, donde se necesita una visión de mayor apertura y flexibilidad. Aunque el capital y la tecnología son factores necesarios, no son suficientes para que las empresas sobrevivan en el nuevo entorno, pues necesitan diferenciarse. Por ello el talento se ha vuelto un factor clave, así como su identificación, es decir, localizar a las personas que tienen potencial o en un futuro pueden tener habilidades y capacidades que generen valor a la compañía.

La palabra talento tiene sus orígenes en el latín, concretamente en el vocablo talentum y refería una moneda antigua de los griegos y de los romanos. En el contexto empresarial, según las definiciones de la RAE, hablamos de: inteligencia (capacidad para entender), aptitud (capacidad para desempeñar algo) o bien de una persona inteligente o apta para una ocupación. A todo esto se unen otros términos como: excelencia, excepcional, brillante, dotado…

La gestión del talento se ha convertido en el factor diferenciador de las empresas, en un entorno globalizado y altamente competitivo

El talento requiere de tres ingredientes básicos. El primero, las capacidades, es decir: conocimientos, habilidades y competencias o actitudes. Segundo, el compromiso, que es el motor para que el empleado aporte lo máximo posible. Y por último, la acción, la cual se relaciona con velocidad e innovación constante.

La gestión del talento se ha convertido en el factor diferenciador de las empresas, por ello es necesario contar con herramientas y sistemas de evaluación fiables que permitan identificar y desarrollar las aptitudes en las distintas áreas de la compañía. Y hacerlo bien además, supone aportar claras ventajas qinditex empleados ue apoyan la estrategia de negocio a medio y largo plazo.

Claro que no sólo se identifica y gestiona el talento dentro de la plantilla, sino también a la hora de contratar a nuevos empleados. Aún se aprecian las consecuencias de la crisis económica, pues la tasa de paro ha bajado (está en el 17,22%, según los últimos datos) pero sigue elevada y queda tarea por hacer para lograr recuperar el empleo perdido y que disminuya la cifra de desempleados (3,9 millones).

En la búsqueda de empleo, el auge de Internet y las redes sociales tienen ahora un fuerte protagonismo. Por ejemplo, está la iniciativa Inditex Careers, web desarrollada por el líder textil para centralizar y canalizar las ofertas de empleo, permitiéndole establecer contacto con los candidatos y difundir contenidos de cómo es su negocio.

El talento no sólo importa al buscar nuevos empleados, también en la promoción interna

A su vez, las compañías que se dedican entre otras actividades a la comercial, tienen en sus tiendas una buena oportunidad para encontrar los mejores perfiles o conocer a potenciales candidatos. Además, en las empresas textiles, el diseño y la creatividad son claves y dentro de éstas, el talento es primordial, de ahí que también se establezcan relaciones con escuelas de moda.

Pero no sólo importa el talento a la hora de buscar nuevos empleados, también cobra importancia en la promoción interna. A este respecto cabe citar, proyectos como InTalent, con el cual el grupo textil se comunica con su personal para conocer sus intereses y ofrecerles un programa de formación adecuado.

Mariano Tomás

mariano@hispanidad.com