Domingo, 30 abril 2017 Número de edición: 5159
Inicio > Libro de la semana > La solución: ¿Economía, economía y más economía?

La solución: ¿Economía, economía y más economía?

La solución: ¿Economía, economía y más economía?

Que vivimos en un ambiente socialdemócrata y que todos se pliegan a la ideología de género y que triunfa quien “tiene” porque lo de menos es “ser”, es una realidad contundente. Un mundo posmoderno hedonista y nihilista no tiene más salida para ser feliz que relativizar el bien y el mal y materializar la existencia.

Nuestra Europa progre, buenista, multimillonaria, huérfana de identidad y globalizada, todo lo rinde al dios dinero, porque piensa que todo se resuelve con dinero. ¿Que usted se siente mujer aunque no tenga vulva? Subvención al canto… ¿Que los refugiados ocupan nuestras calles e imponen su costumbres? Inyección de euros para los mass media nos digan que no seamos xenófobos…

¿Qué el terrorismo islamista copa la actualidad de nuestros informativos y nos provoca miedo en las calles? Más dinero para más seguridad… Y así un río de miles de millones de euros para parchear nuestras deficiencias artificiales mientras los dirigentes políticos europeos siguen hundiendo, aprisionando, a la clase media y al pequeño y mediano empresario, que son la vaca cada vez más famélica que seguirá luchando hasta el final para salir adelante y no perder lo poco que ha conseguido poseer después de años de trabajo y negaciones.

Sin embargo, y debido a que la sociedad está mediatizada por el dinero, ya sea por necesidad o ambición, creo que la lectura de libros dedicados a la economía no vienen nada mal. Libros que no están destinados a expertos economicistas ni a sabuesos financieros. Están más bien dirigidos a gente corriente y moliente que en muchas ocasiones se pierden en los informativos o los discursos grandilocuentes con palabrejas raras de algunos líderes de la banca, la política o la sociedad. Libros que instruyen más allá de la palabra de moda como fue “prima de riesgo”, “euribor”, “cláusulas suelo”… ¿Se acuerdan? Ahora la masa social, ya no. Ahora estamos en eso de “déficit público” que más o menos nos imaginamos qué es pero que nadie en la mesa camilla de casa, la barra del bar o el turno del mercado usa con propiedad.

Economía fácil (Tirant), de Josu Imanol Delgado y Ugarte. Breve obra muy didáctica que explica doce Áreas de Economía que nos afectan a todos los mortales. La estructura del libro está basada en una serie de preguntas formuladas por un profesor en esta materia durante el bachiller, Juan José Caro Oliver, y respondidas de forma sencilla, para que sean comprendidas por cualquier persona independientemente de su formación. Este autor, Josu Imanol Delgado, ya fue citado en esta sección hace meses por su acertado libro, también de economía, El Crash del 2007 y también en esta ocasión hizo uso de la fórmula pregunta-respuesta, y acertadamente porque es una buena manera de enseñar y aprender. De este mismo autor sé que se está preparando un nuevo título: La economía actual, esta vez acompañado por José Luis Barceló, director de www.ElMundoFinanciero.com

Diccionario de economía (Homo Legens) Varios. Pues si de comprender y aprender economía se trata, este un libro que viene como anillo al dedo. La economía nos afecta a todos e inunda nuestra vida con elementos y un argot desconocidos para casi todos. Pero como decía en la introducción, son precisamente los que menos saben los que más escupen palabros, frases hechas o titulares de cabecera del diario de esa mañana, ¿o no? Recomiendo vivamente este libro precisamente para los que deben transmitir información económica para que la hagan comprensible para todos.

La crisis social de nuestro tiempo (El Buey Mudo), de Wilhelm Röpke. Un libro para pensar, factor en caía libre de nuestra sociedad. El autor no sólo actúa como una suerte de gran notario que levanta acta de la situación de Occidente, sino que se implica de lleno en la solución de los problemas concretos. Röpke no se limita a expedir recetas económicas, sino que entiende que las causas de la crisis son más profundas y complejas, ya que atienden a desórdenes tanto morales como culturales. Un consejo/idea: si conoce a algún responsable de carácter social (político, economista, asesor de gabinete, incluso algún obispo) regáleselo por su cumpleaños.

Humberto Pérez-Tomé Román

@hptr2013