Miércoles, 24 mayo 2017 Número de edición: 5177
Inicio > Confidencial > La Reina Letizia quiere a los comunistas de Podemos en el Gobierno

La Reina Letizia quiere a los comunistas de Podemos en el Gobierno

La Reina Letizia quiere a los comunistas de Podemos en el Gobierno
  • Felipe VI se obstinó en que Rajoy protagonizara la primera sesión de investidura.
  • Lo que produjo palabras firmes entre ambos y el posterior distanciamiento.
  • Para el PP, el Rey está jugando a favor de Pedro Sánchez y su frente popular… con Podemos en el lomo.
  • Al parecer, el monarca se ha olvidado de su bisabuelo.
  • El jefe del Estado pretende apoyarse en la izquierda, convencido de que la derecha no puede sino aplaudirle.

Sobre la composición del Gobierno se ha contado casi todo y desde todas las perspectivas, con la excepción de la del propio jefe del Estado ‘encargado de encargar’ la formación de Gobierno. SM Felipe VI, según fuentes del PP, está jugando a favor de Pedro Sánchez y su frente popular. Su esposa, SM la Reina Letizia, va más allá: está convencida, según fuentes monárquicas de que Podemos, la formación comunista de Pablo Iglesias, debe entrar en el Gobierno. No lo duden tenemos una Reina progresista.

Y no minusvaloren la influencia de la Reina consorte de España. Por cierto, acaba de obtener otra victoria: su gran enemiga, su cuñada, Cristiana de Borbón le van a juzgar y probablemente a condenar. Eso no se debe a la Reina, ciertamente, pero doña Letizia ha conseguido que su esposo, el Rey, se ensañe de forma innecesaria con una hermana acosada, aunque, presuntamente, lo haya hecho para preservar la imagen de la Casa Real.

Al parecer SM Felipe VI se ha olvidado de su bisabuelo, autoexiliado, en un ambiente pre-revolucionario que dio lugar, precisamente, al Frente Popular, a la usurpación del poder por la izquierda y al correspondiente golpe militar de la derecha, en 1936.

El ambiente guerracivilista es patente en España pero Felipe VI cree que puede controlarlo y, al igual que hizo su padre, Juan Carlos I, aunque en un escenario bien distinto, el de la concordia de la Transición, el actual monarca pretende apoyarse en la izquierda, en el curioso convencimiento de que la derecha no puede hacer otra cosa que alinearse con la monarquía.

Su esposa va más allá, que no en vano es una Reina vanguardista: quiere a Podemos en el Gobierno, en principio de la mano de Pedro Sánchez pero, andado el tiempo, todo es posible. Por de pronto, en el Ejecutivo. Una nueva era política para una nueva era de la monarquía. Y, si los neocomunistas bolivarianos de Pablo Iglesias desarrollan su discurso con coherencia, bien pudiera ser don Felipe el último monarca en ejercicio.

Y todo esto se concretó en que, según fuentes del PP, el Monarca insistió, más allá de sus atribuciones, en que Mariano Rajoy se sometiera a una sesión de investidura en la que iba a ser vapuleado con todo entusiasmo.

El ‘agraciado’ se negó y hubo un momento, según las mismas fuentes, de palabras graves. Luego, distanciamiento entre el presidente en funciones y el Jefe del Estado.

Ahora bien, la actitud de Felipe VI, y no digamos la de SM la Reina Letizia, ha dado alas a Pedro Sánchez. Es decir, que el plan de Felipe González podría irse a la porra, no sólo porque Rajoy se haya atrincherado en Moncloa sino porque Pedro Sánchez, el hombre que une ambición e insensatez a partes iguales, amenaza con echarse al monte y pactar con Podemos.

¡Qué políticos tan amorales! ¡Que Reyes tan suicidas!

Eulogio López

eulogio@hispanidad.com