miércoles, 22 noviembre 2017 Número de edición: 5307
Inicio > Confidencial > La dictadura china obliga a los cristianos a sustituir cruces por retratos de Xi Jinping

La dictadura china obliga a los cristianos a sustituir cruces por retratos de Xi Jinping

La dictadura china obliga a los cristianos a sustituir cruces por retratos de Xi Jinping
  • Las autoridades locales han lanzado una campaña de «transformar creyentes en la religión en creyentes en el Partido.
  • Lo hacen bajo la amenaza de dejar de recibir ayudas económicas para paliar su pobreza.
  • Se calcula que un 10 por ciento de personas en Yugan viven bajo el umbral de pobreza (ingresos menores a un dólar diario), porcentaje que coincide con el de cristianos en la zona.
  • Durante el Gobierno de Xi ha habido un aumento de las presiones del régimen contra las creencias religiosas, como la retirada masiva de cruces cristianas en el este del país…

En China hay un régimen totalitario marxista que oprime las libertades y derechos fundamentales de los ciudadanos. Y de manera especial de los cristianos, a quienes persigue

Ejemplos ha habido muchos y los sigue habiendo. El último, dado a conocer por el diario South China Morning Post, ha sido obligar a los cristianos de la comarca de Yugan a descolgar de sus casas retratos de Jesucristo, cruces y otros símbolos religiosos para sustituirlos por cuadros del presidente Xi Jinping (en la imagen).

Para ello, chantajean a la población, mayormente cristiana y pobre: si no lo haces, te quito las ayudas económicas. Y es que se calcula que un 10% de personas en Yugan viven bajo el umbral de pobreza (ingresos menores a un dólar diario), recoge La Razón.

Las autoridades locales han lanzado una campaña de «transformar creyentes en la religión en creyentes en el Partido» que incluye la entrega de cientos de retratos del presidente Xi y visitas de líderes a comunidades pobres cristianas para convencerles de que cambien sus iconos domésticos.

Durante el Gobierno de Xi ha habido un aumento de las presiones del régimen contra las creencias religiosas, como la retirada masiva de cruces cristianas en el este del país o numerosas medidas de limitación de la fe islámica en el noroeste, bajo la excusa de la lucha contra el yihadismo.

Pero el problema, no lo duden, no está en China, sino en Filipinas.

José Ángel Gutiérrez
joseangel@hispanidad.com