miércoles, 13 diciembre 2017 Número de edición: 5322
Inicio > Confidencial > Informe Noichl. El Parlamento Europeo se apunta al aborto libre y a la ideología de género del NOM

Informe Noichl. El Parlamento Europeo se apunta al aborto libre y a la ideología de género del NOM

Informe Noichl. El Parlamento Europeo se apunta al aborto libre y a la ideología de género del NOM
  • Si la institución de la UE que preside Martin Schulz aprueba dicho texto el próximo martes, estaría violando el principio de subsidiariedad de los Estados miembros.
  • El informe abanderado por su colega, la eurodiputada socialdemócrata alemana Maria Noichl, pide que Bruselas ayude a los Estados miembros “a garantizar el aborto seguro y legal y la anticoncepción”.
  • Apoya a familias monoparentales y a parejas homosexuales pidiendo que se acabe con “la discriminación en el acceso al tratamiento de fertilidad y la reproducción asistida”.
  • Favor para el colectivo LGTB: “retirar los trastornos de identidad de género de la lista de trastornos mentales y del comportamiento”.
  • Y ya puestos, otro paso es lavar el cerebro y promover la pseudociencia con “la creación de cátedras de estudios en cuestiones de género y de investigación feminista”.

Desgraciadamente, el Nuevo Orden Mundial (NOM) se va imponiendo cada vez más y conquista gobiernos e instituciones. Su último objetivo el Parlamento Europeo (PE), que está a punto de sumarse al aborto libre y a la ideología de género, si el próximo martes aprueba la Estrategia de la UE para la igualdad entre mujeres y hombres después de 2015.

La Estrategia se conoce popularmente como ‘Informe Noichl’ debido a que su ponente es la eurodiputada socialdemócrata alemana Maria Noichl (en la imagen). Conviene recordar que dicha Estrategia fue adoptada por el Comité de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género (FEMM) el pasado 6 de mayo, que la ha convertido en su bandera. Pero no todo es tan bonito e inocente como lo quieren pintar en pro de la igualdad entre hombres y mujeres, pues si el PE presidido por Martin Schulz, socialdemócrata alemán como Noichl, aprueba el citado informe estaría nada más y nada menos que violando el principio de subsidiariedad de los Estados miembros. Lo que no es ninguna tontería, sino algo de suma gravedad.

En concreto, violaría el artículo 5.2 del Tratado de Lisboa, el cual señala: “En virtud del principio de atribución, la Unión actúa dentro de los límites de las competencias que le atribuyen los Estados miembros en los Tratados para lograr los objetivos que éstos determinan. Toda competencia no atribuida a la Unión en los Tratados corresponde a los Estados miembros.” Es decir, este artículo obliga a la Unión Europea (UE) a respetar las competencias de los Estados miembros en materias como la educación o la sanidad, entre otras muchas.

Sin embargo, el ‘Informe Noichl’ esconde muchos más aspectos que merece la pena destacar, por ejemplo en materia de salud y derechos sexuales y reproductivos. En concreto, pide a la Comisión que ayude a los Estados miembros a “garantizar unos servicios de alta calidad” en los ámbitos de la salud y de los derechos sexuales y reproductivos, así como en lo que se refiere al “aborto seguro y legal y la anticoncepción, además del cuidado de la salud en general”. Es más, pide que se incluyan estos aspectos en la próxima estrategia de la UE en materia de salud para garantizar la igualdad entre hombres y mujeres y complementar las políticas nacionales. Además, hace hincapié en el derecho al acceso voluntario a servicios de planificación familiar, donde incluye la atención relacionada con el aborto seguro y legal que no es para nada planificación familiar.

El ‘Informe Noichl’ también busca el apoyo a las familias monoparentales y a las parejas homosexuales pidiendo que se promueva “la reproducción (médicamente) asistida” y se acabe con “la discriminación en el acceso al tratamiento de fertilidad y la reproducción asistida”. Además pretende hacer un favor al colectivo LGTB (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales), ya que reclama la “retirar los trastornos de identidad de género de la lista de trastornos mentales y del comportamiento”.

Y ya puestos, por si con esto no tuvieran ya bastante, Noichl y sus defensores dan un paso más allá y se lanzan al lavado de cerebro y a la promoción de la pseudociencia. Dos aspectos que gustan y mucho dentro del NOM. En concreto, pretenden la “creación de cátedras universitarias sobre estudios de género y la investigación feminista”. Dos auténticas chorradas. Y por si todo lo anterior fuera poco, hay una nueva absurdidad: situar la perspectiva de género “en todas las áreas y en todas las propuestas legislativas en todos los niveles del gobierno”.

Además, solicitan que a través de la nueva estrategia se participe activamente en la lucha contra la violencia ejercida contra las mujeres y las niñas, además de que se proclame 2016 como el año europeo a favor de dicha causa. Esto está muy bien, pero es altamente discriminatorio, pues también existen casos de violencia contra los hombres. Convendría que recuerden la famosa frase del filósofo Aristóteles, que decía que “la virtud consiste en saber dar con el término medio entre dos extremos”. Y es que tanto el machismo como el feminismo son dos extremos y la igualdad entre hombres y mujeres no debería inclinarse por ninguno de ellos en detrimento del otro porque sino no sería una verdadera igualdad.

Paralelamente, debemos destacar las consideraciones de la asociación Europe for Family sobre el ‘Informe Noichl’. En concreto, señala que el 48% del contenido va contra el principio de subsidiariedad, el 35% no se corresponde con el tema del informe y el 17% supone un “riesgo importante hacia la libertad de expresión, de prensa, de educación y de empresa”.

Esperemos que los eurodiputados hagan gala de un poco de sentido común y no aprueben el ‘Informe Noichl’ el próximo martes.

Cristina Martín

cristina@hispanidad.com