-Chile: la cámara de Diputados aprueba el proyecto que reconoce la ideología de género. -Costa Rica: la Iglesia católica y evangélica firman contra el matrimonio gay. -Cuba: sacerdotes piden a Raúl Castro elecciones libres. -Los obispos de Guatemala denuncian que el país «vive bajo la dictadura de la corrupción». -Bolivia: Evo Morales anuncia la retirada del proyecto de nuevo Código Penal tras las movilizaciones en su contra. -Colombia: el Gobierno presenta un plan de garantías de cara a las elecciones presidenciales de 2018. -Telefónica Brasil saca partido en Bolsa de la sentencia contra Lula da Silva.   En Chile, el nuevo Gobierno que encabezará el presidente electo Sebastián Piñera (en la imagen, que asumirá el poder el 11 de marzo de 2018) no ha aclarado si va a derogar la ley del aborto en tres supuestos (inviabilidad fetal, riesgo de muerte de la mujer y por embarazos por violación) aprobada por la presidenta en funciones, Michelle Bachelet. Piñera, declarado antiabortista, ha elegido como ministra de la Mujer a Isabel Plá, quien se ha posicionado en varias ocasiones también en contra del aborto y, por ende, de las tres causales que permiten la interrupción del embarazo en Chile. "En vez de avergonzarnos, deberíamos sentirnos orgullosos de que nuestro país, tal como antes frente a la esclavitud, marque hoy una diferencia significativa ni más ni menos que respecto a la vida y la dignidad del que está por nacer", aseguró Pla. También afirmó: "Probablemente estaré ya muerta, alguna vez en Chile y en el mundo el aborto será considerado tan impensado como hoy la esclavitud", recoge Cooperativa. Sin embargo, el futuro ministro del Interior de Chile, Andrés Chadwick, respondió a las críticas por el nombramiento de Isabel Plá en el Ministerio de la Mujer: «El hecho de ser defensores del derecho a la vida del que está por nacer y somos contrarios y tenemos diferencias con la ley de aborto que se ha aprobado, eso no significa que la vamos a derogar, a cambiar», explicó el brazo derecho de Sebastián Piñera en conversación con Canal 13.  Así que habrá que esperar a lo que diga Piñera. Eso sí: mientras tanto, el Gobierno en funciones -el de Bachelet- sigue promoviendo políticas contrarias a la ley natural, como la ideología de género. Y, tras cuatro años de tramitación en el Parlamento, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto que "reconoce y da protección a la identidad de género", iniciativa calificada como prioritaria por el gobierno de Michelle Bachelet. El proyecto define la identidad de género como "la vivencia interna e individual", "tal como cada persona la siente profundamente" y que puede "corresponder o no con el sexo asignado" en el nacimiento. La iniciativa, que fue despachada con modificaciones a su tercer trámite al Senado, permitirá acceder al cambio del nombre y sexo en el Registro Civil, a través de un procedimiento estándar, recoge Aciprensa. También contrario a la ley natural es el matrimonio homosexual. Por eso, las iglesias católica y evangélica de Costa Rica han firmado un manifiesto en donde exponen su oposición a él, y también contra el aborto y la ideología de género. En el documento ambos grupos religiosos reafirman "el valor absoluto de la vida humana desde su concepción" y que "la familia que se basa en el matrimonio debe encontrar el apoyo y protección del Estado. Más allá de las imposiciones internacionales", recogió El Economista. Se referían a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), que quiere imponer el matrimonio gay y la ideología de género en toda Hispanoamérica. Nos vamos a Cuba, donde en abril de este año deberían celebrarse elecciones para la Asamblea Nacional del Poder Popular, la cual elige al Consejo de Estado y designa al Presidente del país. En 2015, el actual presidente Raúl Castro anunció que dejaría el cargo en el 2018. Pues bien: tres sacerdotes católicos enviaron esta semana una carta al presidente cubano con el propósito de pedir el "derecho" de "elegir en libertad", porque "en Cuba hay votaciones, no elecciones". Los sacerdotes denunciaron el "estilo totalitario" del Partido Comunista, único partido político autorizado a existir. No se permite al pueblo "alzar una voz diferente", recoge Aciprensa. Y de la dictadura cubana a la 'dictadura de la corrupción'. Los obispos de Guatemala han denunciado que el sistema político de su país «vive bajo la dictadura de la corrupción y pone en gravísimo peligro su existencia». Los obispos condenan la actuación del ejecutivo, del poder judicial y del Congreso de la República. Y lamentan que muchos ciudadanos "no se den cuenta de lo que ocurre. Nos preocupa la violencia, las extorsiones y la existencia de redes políticas y económicas ilícitas que fortalecen la impunidad y sostienen la corrupción, aprovechándose del modelo económico vigente en favor de su enriquecimiento, como también, la conflictividad social, la polarización de la sociedad y las acciones de poderes escondidos que irrespetan la ley", recogió Infocatólica. Por su parte, el presidente de Bolivia, Evo Morales, ha anunciado su decisión de retirar en su totalidad el nuevo Código del Sistema Penal después de escuchar a los movimientos sociales y para evitar que la "derecha" tenga argumentos para generar desestabilización en el país. "Hemos decidido abrogar todo el nuevo Código del Sistema Penal para evitar confusiones y que la derecha deje de conspirar y no tenga argumentos para generar desestabilización en el país con desinformación y mentiras", afirmó Morales, según recoge la agencia de noticias oficial ABI. Asimismo, el Gobierno de Colombia ha presentado el Plan Nacional de Garantías Electorales, de cara a las elecciones presidenciales previstas para mayo de 2018, en un intento por garantizar la transparencia de los comicios, según el diario local 'El Espectador'. El presidente del país, Juan Manuel Santos, explicó que entre las medidas está la creación de la Comisión Nacional para la Coordinación y Seguimiento de los Procesos Electorales, así como el despliegue de 187.000 miembros de las fuerzas colombianas en todo el país. En el ámbito económico, la sentencia de la Justicia brasileña contra Lula da Silva, en el juicio por varios casos de corrupción, que frena la carrera política del ex presidente, provocó la euforia en las bolsas. El índice Bovespa de Sao Paulo alcanzó los 83.000 puntos, nuevo máximo histórico. Telefónica Brasil vio como sus ADR (títulos que cotizan en la Bolsa de Nueva York) se disparaban más de un 7% en Wall Street en la sesión del miércoles. Con esta evolución, la Telefónica Brasil alcanza una capitalización bursátil de 27.500 millones de dólares (unos 22.000 millones de euros, informó Cinco Días. José Ángel Gutiérrez [email protected]