lunes, 11 diciembre 2017 Número de edición: 5320
Inicio > Enormes minucias > Garabandal: cuando lo extraordinario se convirtió en ordinario

Garabandal: cuando lo extraordinario se convirtió en ordinario

  • Llega la película ‘Sólo Dios lo sabe’: las apariciones de Garabandal (Cantabria).
  • O sea, las apariciones marianas más calumniadas de la era actual.
  • Aún más que Medjugorje.
  • La más importante de la España moderna, cuando Santa María juega con la humanidad.
  • La jerarquía eclesiástica española ha quedado marcada por su ‘no’ a Garabandal.
  • Pero el mundo entero de las revelaciones extraordinarias cambió por mor del Decreto de Pablo VI… que sí creía en Garabandal.

Falso título, el del primer largometraje sobre los sucesos de Garabandal: las apariciones de la Virgen María a cuatro niñas en 1961, en la aldea perdida de Cantabria: San Sebastián de Garabandal.

Los sucesos, extraordinarios, de los que fueron testigos cientos de personas, me llevaron a visitar la zona, 50 años después, en 2011. Y me sorprendió que todos los interrogados, gente mayor, que vivieron los acontecimientos, cuando les preguntaba si creían en la veracidad de las apariciones me respondían, en casi todos los casos, algo similar a esto:

Yo sé lo que vi.

Sin embargo, la jerarquía eclesiástica, en particular los obispos de Santander -especializados- boicotearon Garabandal hasta extremos que rozaban la crueldad. De acuerdo, no la rozaban: la traspasaban abiertamente. Podría decirse que la jerarquía eclesiástica española tiene una deuda y ha quedado marcada, para mal, por su ‘no’ a Garabandal.

Digo falso título porque este Sólo Dios lo sabe, es una picardía. Lo saben muchas personas y con certeza. No es la leyenda la que da lugar a la historia, es la historia la que termina entendiéndose como leyenda. Y no es poca desgracia.

Sin duda, es un hecho extraordinario, muy extraordinario, el de Garabandal. En él, la Madre de Dios juega, literalmente, con las niñas-videntes. Sí, juega con ellas como madre que es.

Sin embargo, el mundo entero de las revelaciones extraordinarias cambió por mor del Decreto de Pablo VI… que sí creía en Garabandal.

Me refiero al decreto de 1966 por el que el Papa Montini, ‘liberalizaba’ los lugares de sucesos extraordinarios. Ya no necesitan pedir permisos, ni sacerdotes, ni laicos, para acudir a lugares ‘extraordinarios’.

En cualquier caso, primer largometraje sobre Garabandal. Convendrá ir a verlo cuando se estrene. Página webhttps://www.peliculagarabandal.com/

Eulogio López

eulogio@hispanidad.com