-Soros y Cerberus se unen para comprar T-Solar. -Soros y fondos extranjeros piden entrar en Telepizza. -Alierta convertirá en fondo su sicav si hay un nuevo régimen fiscal. -Berlín prepara un freno a la compra de bonos públicos por la banca. -Ausbanc pagó a varios jueces por participar en sus cursos. -Aguirre y Mato dieron a Ausbanc 640.000 euros al estallar Gürtel. -España quiere recuperar la iniciativa en Cuba. -3.300 médicos visitan 2,2 millones de hogares en busca de personas sin cobertura sanitaria en Ciudad de México. -Rajoy delega en Santamaría ajusta el desfase catalán, en vez de Montoro.   El Gobierno propondrá a las comunidades autónomas elevar del 0,3% al 0,7% del PIB su objetivo de déficit para 2016, según ha informado el Ministerio de la Presidencia en un comunicado tras la reunión de la comisión de secretarios de Estado y subsecretarios. De esta forma, las regiones mantendrían el objetivo de déficit establecido en 2015, que era también del 0,7%, cifra con la que no cumplieron en su conjunto al cerrar en el 1,66%. También es noticia hoy que el presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, afirmó en un encuentro del sector financiero organizado por Deloitte, ABC y Sociedad de Tasación, que "el cliente tendrá que acostumbrarse a pagar de manera explícita por aquellos servicios que antes pagaba de manera menos transparente". "No será fácil ni pacífico, como tampoco lo es en el ámbito de la prensa", añadió, pero "en la próxima década el cobro de los servicios será la norma". Así las cosas, FreedomPop, la compañía que ofrece llamadas gratis con un límite de tiempo, llega a España. La operadora estadounidense permite llamar y navegar por el móvil sin coste alguno hasta un límite de minutos y megas. se estima que estará en los primeros 300 minutos de voz, los 300 SMS y los 300 megas de datos al mes. A partir de ese límite hay que pagar. Entre dos y tres euros por cada servicio extra. (El País) (Cinco Días) Cerberus y Bruc Capital –el fondo en el que participan el magnate George Soros, Juan Béjar y Eugenio Galdón– pujarán juntos por T-Solar, filial de Isolux. La operación, de 130 millones, es un nuevo paso en la reordenación del mapa de renovables. Antes de cerrar la venta, Isolux debe llegar a un acuerdo con Corpfin. (Expansión) El magnate húngaro George Soros vuelve a confiar en España. En esta ocasión como futuro accionista de Telepizza. El multimillonario filántropo ha manifestado su intención de apoyar la colocación del grupo, que planea debutar en el parqué el 27 de abril (10 años después de abandonarlo), con el objetivo de captar 550 millones. Ayer los colocadores de Telepizza se reunieron en Nueva York con los representantes del inversor húngaro. Y, según ha podido saber EXPANSIÓN, ya han confirmado su intención de acudir a la operación con una orden de petición "relevante". Alierta convertirá en fondo su sicav si hay un nuevo régimen fiscal. (El Economista) Alemania ha logrado impulsar su propuesta para penalizar la compra de deuda pública por parte de los bancos y limitar el volumen de títulos que pueden adquirir en sus países de origen pese a la fuerte contestación que ha generado la iniciativa en buena parte de la Unión Europea. En países como España, Italia, Portugal, Grecia o Chipre más del 70% del papel emitido por los Estados está en manos de sus bancos locales, según los datos de la Comisión Europea. La situación no ha impedido que el plan alemán llegue este viernes a la reunión comunitaria de ministros de Economía y Finanzas (Ecofin). Aunque países como España e Italia acudirán a la cita dispuestos a frenar el proyecto germano, todo parece indicar que tan solo podrán ya retrasarlo o matizarlo. Su implantación supondría un cambio radical en la política de riesgos de la banca y las posibilidades de financiación de las Administraciones. (Cinco Días) Jueces de la Audiencia Nacional, audiencias provinciales y tribunales superiores cobraron de Ausbanc por participar en charlas y conferencias y asistir al denominado Foro de la Justicia que la asociación empezó a organizar en 2010 y se ha ido celebrando desde entonces en distintas ciudades de España. "Nos pagaban de 800 a 1.000 euros", reconoce un magistrado que impartió una ponencia y prefiere guardar el anonimato. (El País) El Gobierno de la Comunidad de Madrid, bajo la presidencia de Esperanza Aguirre, y el Ministerio de Sanidad, durante la etapa de Ana Mato, se convirtieron en los últimos años en dos de las principales fuentes de financiación de Ausbanc. Desde que a partir de 2009 estalló el caso Gürtel y pocos años después, en 2013 de los papeles de Bárcenas, Aguirre y Mato han subvencionado a la organización de consumidores con un total de 638.026 euros. (El Economista) España quiere recuperar el tiempo perdido en Cuba, para lo que prepara un desembarco sin precedentes en el mes de mayo. La visita más vistosa será la del buque escuela de la Armada Juan Sebastián Elcano, pero se acompañará con el viaje del ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, y de una delegación empresarial bajo el paraguas de la Cámara de España. Como colofón, la inminente firma del pacto para convertir en inversión los 375 millones aún pendientes de los 2.500 que sumaba la deuda cubana con España. (El País) Un ejército de 3.300 médicos, trabajadores sociales y psicólogos han visitado durante año y medio 2.240.563 viviendas de Ciudad de México en busca de personas sin cobertura sanitaria. En su misión hallaron a 197.000 enfermos que carecían de atención médica y que, en muchos casos, ni siquiera sabían cómo pedirla. Entre ellos figuran más de 22.400 discapacitados, millar y medio de enfermos postrados, 411 en situación de abandono total y 217 terminales. También descubrieron a 8.505 embarazadas sin control clínico, 1.616 de ellas menores. EL PAÍS acompañó a los especialistas en sus registros para relatar las duras historias de estos pacientes. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el de la Generalitat, Carles Puigdemont, abrireron ayer una vía de diálogo durante su encuentro en La Moncloa, al tiempo que constataron las discrepancias en torno al discurso independentista del presidente catalán. Así lo reflejó el propio Puigdemont, quien en la rueda de prensa posterior a la reunión reconoció que tienen "profundas discrepancias" y que "no hay ninguna posibilidad de atisbo de acuerdo" sobre la hoja de ruta soberanista ni sobre la consulta. Por su parte, Rajoy alertó de que "sin ley, no hay democracia". En ese contexto, Rajoy delega en Santamaría ajusta el desfase catalán, en vez de Montoro. (El Economista) José Ángel Gutiérrez [email protected]