• La defensa de la vida humana o de la familia ya no es patrimonio de ningún partido.
  • Conclusión, habrá que votar economía y, últimamente, unidad de España…
  • O votar en conciencia.
Hay que insistir si ninguno de los cuatro partidos políticos españoles se preocupan de los principios no negociables para un cristiano (vida, familia, libertad de enseñanza y bien común). Ahora bien, la defensa de la vida humana o de la familia ya no es patrimonio de ningún partido, ni de derechas ni de izquierdas. Conclusión: habrá que votar economía y, últimamente, unidad de España, mientras dure el procés. También queda otra salida: votar en conciencia, no para ganar. Eulogio López [email protected]