• Pero ¿cómo se le da la vuelta a la voluntad popular? ¿Con otro referéndum?
  • De cualquier forma, el problema está en toda Europa, por la UE camina a la deriva.
El primer ministro, Tony Blair, es uno de los cretinos más peligrosos de entre los muchos que ha proporcionado la política europea del siglo XX. No se fíen ustedes de su conversión al catolicismo, ese es de los que no abandonan la Iglesia para poder fastidiarle desde dentro, idea muy común entre los católicos progres del momento. Blair se ha colocado ahora al frente de quienes pretenden dar marcha atrás en el referéndum que llevó al Reino Unido fuera de la Unión Europea. Y no digo yo que su intento sea malo, pero estos progres siempre resbalan en la misma idea del referéndum, entendido como fórmula perfecta e indiscutible para solucionar las diferencias políticas. Ahora bien, ¿cuánto dura el mandato de un referéndum? ¿Su valor es absoluto? ¿Cómo se da marcha atrás, con otro referéndum? El problema de la teoría de los referendos es que es al alza, no sirve para nada aunque parezca la solución de todo. Sencillamente. De cualquier forma, el problema está en toda Europa, por la UE camina a la deriva. Eulogio López [email protected]