• O tiene secuestrado su mensaje…
  • Que en el caso de un Papa es lo mismo.
  • Y cada día tiene menos margen de maniobra.
  • En la misa, las lecturas de la misa: ya verán cómo la prensa progre lo oculta.
  • Por cierto, ¿Amoris Laetitia dice algo contra la doctrina? No.
  • El problema, como siempre con Fransico es cómo lo dice.
Lecturas de la misa: las de la misa, no las que se invente el párroco de turno. Lo ha dicho el Papa Francisco (en la imagen), algo tan obvio que no entiendo la extrañeza general. Pero el asunto resultaba pertinente y supone un seguimiento de la 'política' de Benedicto XVI. La liturgia no es innovación, es repetición solemne. Pero la advertencia de Francisco sobre las lecturas obligadas de la Eucaristía están siendo ocultadas por la prensa progre. De la misma forma que se oculta su mensaje cuando habla, por ejemplo, de ideología de género. Cuando Francisco habla de aborto se secuestran sus palabras, cundo habla de racismo se expanden. ¿Tiene la culpa el Papa Francisco del secuestro de su magisterio? En parte sí, dado que él ha nombrado a bastantes de los que participan en el secuestro de su palabra, pero la impresión es de que, cada día que pasa, su margen de maniobra se reduce, ante la acelerada presión de sus 'secuestradores'. Los de su palabra. En su círculo íntimo, porque sigue donde no debían y están creando una ceremonia de la confusión en todo el orbe cristiano. Ejemplo: Amoris Laetitia no dice nada fuera del magisterio. El problema es cómo lo dice. Si lo dijera más claro, no habría tanta confusión ni se daría pábulo a la progresía retorcida ni a los que ejercen de Papas sin serlo. Eulogio López [email protected]