• A las profes del colegio Juan Pablo II les falta textil.
  • Pero eso no se dice, es anacrónico.
  • Que significa fuera del tiempo, como nos  recuerda Van Grieken, consejero de Educación de la Comunidad de Madrid.
  • Un hombre progresista, de mente abierta y boca aún más abierta.
Afortunadamente, ha surgido un hombre moderado racional, demócrata… a pesar de llamarse Van Grieken, pero eso no es culpa suya. Rafael Van Grieken (en la imagen), como consejero de Educación de doña Cristina Cifuentes no podía ser sino un hombre ilustrado (bombilla de 100 W, por lo menos), progresista, de mente abierta y boca aún más abierta. Resulta que el colegio Juan Pablo II de Alcorcón (de la Fundación Educatio Servanda) ha recomendado por carta, con trasparencia  y eso, a sus profesoras que impartan enseñanza con textil suficiente. Vamos, que no enseñen al adolescente su muy loable anatomía, a fin de que no se repita, de discente a docente, la anécdota del viejo profesor universitario que, cuando topó con una hembra poderosa, en primera fila del aula universitaria, a la que también le faltaba textil: -Señorita, o enseña usted o enseño yo, pero los dos al mismo tiempo es imposible. Pero claro, el señor director del Juan Pablo II, aquel a quien la pepera Cristina Cifuentes quería meter en prisión por homófobo, cometió el error de pedir decoro a sus empleadas por carta, de forma trasparente, así que Van Grieken, que no es un nazi sino el consejero de Educación de doña Cristina Cifuentes, como creo haber dicho antes, ha salido al paso para asegurar que la petición del director del Juan Pablo II resulta un anacronismo. Como es ministro autonómico de Educación nos ha aclarado que anacrónico significa que no corresponde a este tiempo, lo que implica que el amigo Van, además de progresista, entiende de 'concetos'. Si el colegio Juan Pablo II hubiese sido un poco más hipócrita, se habría ido por lo laboral: habría exigido a profes y profas que vistieran uniforme, como las azafatas de Iberia y resuelto. Ahora bien, cometió el error de ser sincero y entonces la progresía, más amante de la novedad que de la verdad, ha ido a por ellos. Yo no sé qué haríamos sin Cristina Cifuentes. Bueno, y sin Grieken: cosa más 'modelna'. Del PP. Eulogio López [email protected]