• De la negación del problema a "socorro, no podemos pagar las pensiones".
  • Y la solución no está en la emigración porque no tendremos dinero para pasarles.
  • La solución está en tener más hijos.
  • Y eso no es posible sin ayudas a la maternidad.
Llevan 10 años diciéndonos que el pago de las pensiones está asegurado. Unos 9.000 millones de euros mensuales más 2 pagas extra. Una población que se jubila antes de lo que le toca y una sociedad obsesionada con convertirse en pensionistas. Y cuanto antes mejor. Ahora resulta que tenemos que endeudarnos para pagar las pensiones, que es otra definición de ruina. Soluciones. A corto plazo no queda otro remedio que retrasar la edad de jubilación. A medio plazo, hay que incentivar la maternidad, que es la clave. La incorporación de la mujer al trabajo es inversamente proporcional al número de hijos que se tienen. Y la única manera de incentivar la maternidad es el salario maternal: pagarle a la pareja por tener hijos. Ni más ni menos. Pero podemos seguir engañándonos. Eulogio López [email protected]