• Ahora llamamos inteligencia artificial al reconocimiento, por parte de la máquina, de la voz del hombre.
  • Nada hay en la máquina que antes no le haya prestado la inteligencia natural del hombre.
  • Eso sí, la máquina lo hace más deprisa y sin errores de cálculo.  

La inteligencia es natural, nunca artificial... o simplemente no es inteligencia. La inteligencia artificial es un concepto bobo. Ahora se nos presenta el reconocimiento de voz, de voz humana y pensante, por parte de la máquina, como un signo de que la máquina piensa. No digamos chorradas: la máquina lo único que hace es repetir, a mayor velocidad y sin errores de cálculo, eso sí, lo que una inteligencia natural, la del hombre, le ha introducido antes. ¡Qué poco respetamos al ser humano, a nosotros mismos! Al parecer, la tontuna del maquinismo, hoy tecnología, continúa haciendo estragos. Repito: la inteligencia artificial es como Supermán: no existe. Eulogio López [email protected]