• El Coliseo y algunos templos significativos se iluminaron de rojo, no por los mártires de los romanos, sino por los mártires de ahora mismo.
  • Vivimos una persecución a los cristianos fieles… cruenta en Oriente y obsesiva en Occidente.
  • Pero los cristianos tibios, tranquilos: nadie les persigue.
  • Es más, algunos de esos tibios forman parte del equipo perseguidor.
El Papa Francisco impulsó que el Coliseo Romano y otras iglesias cristianas se iluminaran de rojo, en la noche del sábado, para recordar la persecución cruenta en Occidente y obsesiva en Occidente, que existe ahora mismo contra los cristianos. Pero gracias a la gran cultura cristiana que reina en Occidente, la locutora de RTVE 24 horas explicó que la iluminación se hacía en recuerdo "de los primeros cristianos". ¡Esto es buenísimo! Pobrecita, ella lee lo que la pone el guionista prototipo de esta era post-cristiana. Que no, biotipo campeón, que la iluminación se hacía en recuerdo, no de los primeros cristianos sino de los últimos -al menos en algunos lugares- de los de ahora mismo, prenda, de los masacrados violentamente en Oriente y obsesivamente en Occidente. Allí les degüellan o les esclavizan, aquí les condenan a la inadvertencia y a la oscuridad. Y no descarten que, en breve, la cosa suceda al revés: en Oriente los cristianos serán castigados a ser unos 'don nadie' y en Occidente condenados al martirio. ¿Qué ocurre? Pues que los medios occidentales no se han enterado. Les hablas de mártires y piensan en Quo Vadis y otros 'péplum' de Hollywood. Son incapaces de concebir que, en 2018, sobreabundan los mártires por su fe, en China, India y en las tierras del Islam. Que no, muchachos de RTVE, que no hablaban de los primeros cristianos sino de los que amenazan con ser los últimos, o quizás lo sean. En cualquier caso, aclaro que la persecución es contra los cristianos fieles. A los tibios nadie les persigue. Es más, algunos forman parte del equipo perseguidor. Eulogio López [email protected]