• Y contra la ley LGTBI madrileña, la del PP, ¿no?
  • Gil Tamayo, secretario general de la Conferencia Episcopal, sólo ha reaccionado cuando la nueva ley homosexualista es de Podemos.
  • Ejemplo, Cristina Cifuentes no tiene nada que envidiar a Podemos en este punto.
Obispos del sur contra la ley LGTBI andaluza. Bien por los obispos del sur. De hecho, agradecería que le ayudaran los obispos del norte, del centro, del este y del oeste. La Conferencia Episcopal al completo. No lo hicieron en su día con la pepera, que no socialista, Cristina Cifuentes, pero es que no es lo mismo protestar contra una ley socialista que contra otra popular. Tres obispos madrileños, el de Alcalá y dos de Getafe, no así el de Madrid, elaboraron el más profundo documento que haya firmado la Iglesia española sobre las leyes homosexualistas. Entonces, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, llegó a despreciar a los prelados calificándolos como católicos que tenían una opinión distinta a la suya que, como todo el mundo sabe, es una teóloga de mucho fuste y llave y gozne del Magisterio eclesial. Y claro, ahora que el PP se ha lanzado a la batalla, sólo porque el proyecto de ley es de Podemos, entonces sí, entonces la Conferencia Episcopal alienta el enfrentamiento, quizás porque el Gobierno Rajoy así se lo ha pedido. En definitiva, lo que me fastidia un poquito es que el secretario general de la  Conferencia Episcopal, Gil Tamayo, se arranca ahora por bulerías. Pues no, las leyes homosexualistas y de cultura de género son malas, las perpetre Podemos, el PSOE, C's o el PP. Eulogio López [email protected]