• Los profesionales de la solidaridad siempre son políticos, a veces ONG's, curas progresistas, filántropos… siempre mentirosos.
  • Los derechos de la ciudadanía, como los mercados financieros, constituyen un juego de suma cero: lo que alguien gana, alguien lo pierde.
  • Yo tengo un derecho gracias a que otro me paga ese derecho con un deber. 
  • Traducido al cristiano: hay mucho demagogo en la política española y no sólo en Podemos.
Es una 'meme' que circula por Internet, con notable éxito, y que se ha convertido en una expresión del sentir popular verdadero, en no pocas ocasiones vulgar, brillante en otras, pero siempre más sincero que el discurso de la oficialidad. Este meme quiere decir que hay mucha gente muy harta, mucho, más que de los políticos, de los profesionales de la solidaridad. No sólo de Pablo Iglesias (en la imagen),  claro está, sino también de la derecha pepera o ciudadana, que no habla de otra cosa que de los derechos sin deberes de la ciudadanía. Ahora bien, los derechos individuales, como los mercados financieros, son un juego de suma cero: lo que alguien gana alguien lo pierde. Mi derecho es el deber de otro, quien, además, suele ser el pagano de ese derecho. Traducido: el pueblo, o sea, Juan Español, empieza a cansarse de los profesionales de la solidaridad, a veces políticos, a veces ONG's, a veces filántropos, incluso curas… todos ellos, siempre, mentirosos. Todos ellos exigen más derechos, más dinero, más prestaciones, más solidaridad, son los necesitados. Al final, resulta que todos son necesitados y el pagano de todas las contraprestaciones de los peticionarios. Es el que nada pide y sólo aporta. Lo que antes se llamaba clase media y ahora es todo aquel que ha aprendido a pescar y no pide nada porque se saca él solito las castañas del fuego con su propio esfuerzo. Traducido al cristiano: hay mucho demagogo en la política española... no sólo en Podemos. Eulogio López [email protected]