• El Juicio de las Naciones no es nada raro: es dogma de fe y figura en el Credo.
  • Y en los evangelios y en las Sagradas Escrituras y en la Tradición.
  • ¿Mentían todos ellos? Pues entonces…
Algunos católicos se ponen muy nerviosos cuando oyen hablar del fin del Mundo o de la Segunda Venida de Cristo. No sé por qué, dado que figura en el Credo.  Sí, el fin del mundo es una verdad de fe: quien no cree en ella no puede llamarse cristiano. No sólo viene avalado por el Evangelio, las Sagradas Escrituras y la tradición sino que, encima, es dogma de fe. Entonces, ¿a qué viene tanta desazón, tanto reconcomio? ¿Para no quedar mal? Pero hombre, el católico siempre queda mal ante el mundo. Y si no queda mal, que examine su conciencia: a lo mejor el problema no está en el mundo. En cualquier caso, sólo el abandono en manos de Dios pude provocar dos cosas: 1.- Hablar del fin del mundo sin temor. 2.- Despreocuparse por la fecha y preocuparse por la conversión. Eulogio López [email protected]