• Fue usted quien vació el PP de principios cristianos.
  • Y convirtió al PP en un partido tibio.
  • Ahora lo cambiará por C's, que no es tibio sino, directamente, derecha pagana.
  • ¡Grande sos, José Mari!
En Hispanidad llevamos un tiempo advirtiendo de la 'traición' de José María Aznar al PP, una traición que le llevado a promocionar a Albert Rivera y a colaborar en la defenestración de Mariano Rajoy, a quien él nombró sucesor. Y entonces es cuando (martes 23) Rivera reconoce que hay que tener más atención a los expresidentes, por ejemplo a un tal Aznar. E inmediatamente, don José María lanza su soflama: El PP ha renunciado a sus ideales y por eso ha perdido sus señas de identidad. Enhorabuena, señor Aznar, esa es una gran verdad. Ahora bien, la cosa empezó con usted, ¿no se acuerda? Empezó cuando, ya antes de llegar a Moncloa, en 1996, usted tachaba cualquier alusión de sus redactores de discursos, cualquier alusión, por ejemplo, el derecho a la vida. Fue usted, don José María, quien archivó los principios del PP, que un día fueron cristianos, y quienes han convertido el partido en una maquinaria de poder. El proceso de autodestrucción empezó con usted, señor Aznar. Eulogio López [email protected]