lunes, 20 noviembre 2017 Número de edición: 5305
Inicio > El triunfo de la Inmaculada > El Triunfo de la Inmaculada

El Triunfo de la Inmaculada

triunfo-inmaculada

En la vida eterna, no habrá cuerpos sanos con almas enfermas. Ambos irán al unísono

Jesús:

22-VII-2012

Vosotros, en la Resurrección, resucitaréis con vuestro cuerpo. Vuestro cuerpo hay que limpiarlo.

Es hedor lo que produce. Quiero unos cuerpos santos. Al igual que vuestra alma. No se puede tener una alma limpia con un cuerpo manchado.

En la vida futura, cuerpo y alma irán al unísono. No habrá esta posible dualidad que se os presenta ahora: santas y limpias apariencias y almas podridas. Si vuestra alma está podrida se pudrirá con vuestros cuerpos en la eternidad.

Aquella parte de su cuerpo con la que más haya pecado o más objeto de pecado haya sido para otros, más monstruosa se presentará para otros por toda la eternidad.

Todas las citas de El Triunfo de la Inmaculada