sábado, 18 noviembre 2017 Número de edición: 5304
Inicio > El triunfo de la Inmaculada > El Triunfo de la Inmaculada

El Triunfo de la Inmaculada

triunfo-inmaculada

El ansioso no puede trasmitir paz. No queramos ser protagonistas. Dejemos actuar a Dios

Jesús:

30-VI-2012

Tener el alma en paz es tener la conciencia tranquila de hacer, a cada instante, lo que se debe.

Y tener el alma en paz es abrirla para recibir todo lo que el Espíritu Santo quiere dar a través de vosotros.

¿Y qué paz podría trasmitir alguien que vive en su vida nervioso y ansioso?

Intentad estar abiertos para trasmitir la paz. Abiertos a recibir el Espíritu de Dios. Que Él se manifestará a los demás según la medida de los demás, no de la tuya. Que tú eres un mero cauce. Pero cuando tú pretendes ser la base y la medida de todo, sábete hijo mío, que lo estropeas y lo destrozas.

Todas las citas de El Triunfo de la Inmaculada