sábado, 18 noviembre 2017 Número de edición: 5304
Inicio > El triunfo de la Inmaculada > El Triunfo de la Inmaculada

El Triunfo de la Inmaculada

triunfo-inmaculada

Rezad bien el Rosario para que Yo pueda detener la mano de Dios contra el que se cree Dios

Virgen María:

5-VI-2012

Hija mía: muchos países están ahora en guerra, ¿por qué no vosotros?

El caso de Japón es buen ejemplo para vosotros. Ejemplo de cristianos perseguidos y de su temple de acero. Y ejemplo de población sometida y posteriormente aniquilada por la guerra. Masacrada. Mantiene el temple y la figura guerrera en todo momento. Tomadles de ejemplo. Mirad cómo Japón siempre resurge de sus cenizas.

La hermana Agnes Katsuku Sasagawa vio a lo que seríais sometidos por un gran castigo de Dios.

Yo, Vuestra Madre, no puedo detener más la mano del hombre contra otro hombre.

Se evitaría si todos os convirtieseis pero no lo haréis. Y el mundo camina hacia su autodestrucción.

No estáis rezando bien mi rosario. Rezad bien mi rosario para que yo pueda detener sobre vosotros la mano del hombre contra otro hombre y de Dios contra el que se cree Dios.

Todas las citas de El Triunfo de la Inmaculada