Viernes, 28 abril 2017 Número de edición: 5159
Inicio > Confidencial > El desastre de PRISA y la caradura de Janli: 3 años de presidente ejecutivo, 2 de presidente no ejecutivo… y los 5 como ‘cobrante’

El desastre de PRISA y la caradura de Janli: 3 años de presidente ejecutivo, 2 de presidente no ejecutivo… y los 5 como ‘cobrante’

El desastre de PRISA y la caradura de Janli: 3 años de presidente ejecutivo, 2 de presidente no ejecutivo… y los 5 como ‘cobrante’
  • El presidente de Prisa cobrará lo mismo cuando abandone funciones ejecutivas.
  • Cebrián cobró algo más de dos millones de euros en 2015, más 50.000 euros para alquiler de vivienda.
  • Y no olviden los 6 millones de indemnización que se embolsará cuando se marche del grupo.
  • Mientras, la situación financiera de PRISA se define con una sola palabra: quiebra.
  • Balance: el patrimonio neto continúa siendo negativo y solo se mantiene con la subordinación de deuda.
  • Y la cuenta de 2015 se salva, una vez más, gracias a los extraordinarios.

El consejo de administración de Prisa, cuyo presidente es Juan Luis Cebrián (en la imagen) aprobó, el pasado 18 de diciembre, prorrogar el carácter ejecutivo de la Presidencia de Janli hasta diciembre de 2018 y prorrogar en dos años adicionales -hasta diciembre de 2020- su contrato como presidente no ejecutivo, ojo, “sin alterarse las condiciones económicas de su contrato”, según consta en el documento remitido por la compañía a la CNMV el pasado viernes 26 de febrero.

Es decir, Janli estará dos años cobrando lo mismo pero sin trabajar… tanto. Hay que tener cara. Porque no hay que olvidar que el gran mérito de Cebrián ha sido llevar al grupo a la quiebra. Eso sí, ha logrado que Santander, Telefónica y Caixabank se hagan con el 27,4% de la compañía, porcentaje al que hay que sumar el 9,5% del HSBC y el 3,3% de Société Générale. Entre todos poseen el 40,2% de Prisa. En otras palabras, han salvado al grupo y, con él, a Janli.

Por eso, la retribución de nuestro hombre fue de algo más de dos millones de euros en 2015. Gracias a la consecución de los objetivos, al millón de euros de salario fijo, Cebrián se embolsó otro millón adicional como variable.
Aún hay más. A todo esto hay que sumar otros 50.000 euros anuales para alquiler de vivienda (algo más de 4.160 euros al mes, no está mal) y, sobre todo, los seis millones de euros de indemnización que se embolsará cuando se marche, sea cuando sea e, incluso, si lo decide él de manera unilateral.

Este es el hombre que ha hundido Prisa y que ha terminado con miles de puestos de trabajo. Sí, miles.
Vamos con los resultados. Recuerden que estamos ya en la recta final del paso por la tribuna financiera de nuestras corporaciones para rendir cuentas de sus resultados en el pasado 2015 y, como siempre, al final de todas llega Prisa. El grupo, en el que aún figura al frente Juan Luis Cebrián -que continúa en su precitada labor de seguir hundiendo la compañía-, vuelve a las presentaciones triunfalistas que, por lo que veo, vuelven a ser jaleadas por los mismos palmeros que, bien por desconocimiento, bien por afinidad, bien por agradecimiento al grupo, se limitan a reproducir fielmente las soflamas triunfalistas del aún presidente de Prisa.

Prisa vuelve a los beneficios” es el titular más repetido, evidentemente por los afines, pero yo voy a seguir siendo fiel a mi línea aunque sea contra corriente y mi titular es “los extraordinarios sacan a Prisa de los números rojos y Cebrián continúa”.
Pues sí, señores, el resultado de la compañía ha sido positivo en el 2015, de los -2.236,8M€ del pasado ejercicio, consecuencia de los deterioros del fondo de comercio que contabilizó por la venta de CANAL+, a los 5,3M€ de este ejercicio, la historia financiera de este año ha sido más de lo mismo. Trile, tras trile ya sin CANAL+ en el balance gracias a la “ayudita” que Telefónica le ha dado a Polanco, adquiriendo la plataforma digital seguramente a un precio superior a su valor, pues el principal valor estaba en la exclusiva del fútbol y ya estaba vencida, Prisa ha logrado maquillar una vez más su situación financiera de quiebra.

Veamos un momento la cuenta de resultados, ventas, descenso de 60M€, una parte de ellos por CANAL+, cierto es que el resultado de explotación ha crecido en 92,1M€ situándose en 120,8M€, pero a partir de aquí más de lo mismo, un resultado financiero de -108,8M€, y es que por mucho que quieran engañarnos la monstruosa deuda, por mucho que se siga reduciendo gracias a las quitas a las que acceden las entidades financieras acreedoras al grito de “toma el dinero y corre”, por mucho que se siga haciendo ingeniería financiera con la emisiones de bonos necesariamente convertibles en acciones a cambio de deuda financiera entre 100 y 150M€, 2008,5M€ de deuda, continúa siendo una auténtica barbaridad en una sociedad que a duras penas genera flujos de efectivo positivos por la actividad de explotación.

Por cierto, a este paso los bancos prestamistas acabarán siendo, junto con los fondos buitre los accionistas mayoritarios de Prisa, y ya me lo imagino, el incombustible Cebrián de presidente eterno.

La situación patrimonial continúa más o menos igual, aunque por fin se registró la ampliación de capital de la sociedad Catarí International Media Group LTD por 61,8M€, el patrimonio neto continúa siendo negativo y solo se mantiene con la subordinación de deuda, otros 100M€ más han caído en este último mes de entidades de crédito víctimas de la extorsión financiera de Prisa, como HSBC, Caixabank y Santander.

Lo que no alcanzo a comprender es la manita de César Alierta a Prisa, ya que Telefónica ha liquidado en este mes derivados de Prisa y ha comprado un pequeño paquete más en bolsa, con lo que se posiciona con un 4,7% de las acciones de la compañía (¿qué le puede interesar más a Telefónica de PRISA?).

Como siempre acabo cuando escribo de esta compañía, estoy convencido que el estatus de privilegio que siempre ha conservado Prisa ha de cambiar, de hecho intuyo que está cambiando, en especial en acreedores como HSBC que en un momento determinado pierdan su paciencia y acaben con esta situación financiera, primero renovando su nefasta presidencia y después con una reestructuración total de la compañía que continúa siendo un pozo de generar deuda.

Rodrigo de Silos
rodrigode@hispanidad.com

Pablo Ferrer
pablo@hispanidad.com