Miércoles, 28 junio 2017 Número de edición: 5202
Inicio > Confidencial > El chollo del Popular. BBVA lo valoró en noviembre en 5.500 millones y el Santander entre 4.000 y 7.500 millones

El chollo del Popular. BBVA lo valoró en noviembre en 5.500 millones y el Santander entre 4.000 y 7.500 millones

El chollo del Popular. BBVA lo valoró en noviembre en 5.500 millones y el Santander entre 4.000 y 7.500 millones
  • Seis meses después, el BBVA no hace oferta y el Santander se lo lleva por un euro.
  • La batalla jurídica se va a librar ahí: el martes 6 de junio, el Popular valía 1.300 millones en bolsa.
  • Pocas horas después, el banco vale un euro.
  • Y, por cierto, el Santander no amplía capital en 7.000 millones para comprar el Popular.
  • Compra el Popular para ampliar capital en 7.000 millones.
  • Qué listos: el Santander, en tres días, ha detectado 5.000 millones de crédito inmobiliario de fácil venta.

La opinión es unánime en el sector (y fuera de él): Botín ha dado el pelotazo de su vida. Se ha llevado por un euro un banco que hace seis meses valoró entre 4.000 y 7.500 millones de euros. Si lo prefieren, ha pagado cero euros por unas acciones que valoró entre 1 y 1,7 euros por título. Un auténtico chollo.

No fue la única. Como adelantó Hispanidad, FG valoró el Popular en 6.500 millones aunque solo estaba dispuesto a pagar 5.500. También fue en noviembre, con Ángel Ron de presidente. Ninguna de los dos ofertas prosperó. La de Ana Botín, porque la horquilla era tan amplia que Ron ni siquiera lo planteó al Consejo. La del BBVA sí fue presentada, pero Antonio del Valle se negó en rotundo, algo que sorprendió a más de uno, porque la oferta no era mala del todo.

Ahora bien, seis meses después, el BBVA no hace ninguna oferta y Botín se lo lleva por un euro gracias a la inestimable colaboración del BCE que, con una eficacia antes desconocida, intervino el banco, convocó una subasta y se lo adjudicó al Santander por el módico precio de cien céntimos, en una hora escasa. Un prodigio.

Pero es ahí, precisamente, donde se va a librar la batalla jurídica: el martes 6 a las 17:30 horas, tras el cierre bursátil, el Popular valía 1.300 millones de euros, y pocas horas después, el Santander se lo queda por un euro.

El sentir de muchos accionistas es que les han robado, al menos, 1.300 millones de euros, que no es poca cosa. Por eso, preparan demandas contra la CNMV, el Gobierno y el BCE, cuya intervención permitió dos cosas: regalarle el Popular al Santander y dejar al banco cántabro al margen de futuras demandas. Lo explicó Botín el miércoles: ha sido el BCE el que ha intervenido el Popular y nos lo ha adjudicado por un euro.

Por cierto, una mentira que se ha extendido como la pólvora: el Santander no va a ampliar en 7.000 millones para comprar el Popular. Ha comprado el Popular para ampliar en 7.000 millones, que es muy distinto.

Primero, ¿necesitaba el Santander ampliar capital antes de pensar en el Popular? Sí, como necesitan ampliar capital muchas otras entidades. Segunda consideración: ¿Quién amplía capital, el Popular? No, el Santander, y el hecho de comprar el Popular le ayuda mucho porque ha adquirido -por un euro- un negocio buenísimo.

La prueba la tenemos esta mañana de lunes: Botín ha enviado una carta prometiendo a los accionistas del Santander una rentabilidad del 14% hasta 2020, según Invertia. ¿En qué quedamos? Si el Popular estaba tan mal que solo valía un euro, ¿cómo es posible que Botín prometa ahora una rentabilidad del 14%? Lo cierto es que se ha quedado con el mejor banco de pymes de España, un negocio que, a pesar de múltiples esfuerzos -como la Cuenta 1/2/3 para pymes- no había logrado consolidar.

Para terminar, otra noticia que aparece este lunes en prensa, concretamente en Cinco Días: el Santander ha identificado, en el Popular, 5.000 millones de crédito inmobiliario de fácil venta. ¡Qué listos son los chicos del Santander! Solo han tardado tres días en darse cuenta de algo que la anterior dirección ni sospechaba, después de años en el banco.

Por favor, no nos tomen más el pelo, que ya hemos tenido suficiente por ahora.

Pablo Ferrer
pablo@hispanidad.com