sábado, 24 febrero 2018 Número de edición: 5374
Inicio > Confidencial > El ‘carnicero’ de Forestalia se hace grande en eólica con las subastas de renovables

El ‘carnicero’ de Forestalia se hace grande en eólica con las subastas de renovables

El ‘carnicero’ de Forestalia se hace grande en eólica con las subastas de renovables
  • La empresa aragonesa de renovables comunica los 51 proyectos para producir 1.200 MW.
  • Dio la sorpresa en mayo, a mucha distancia de GNF, Endesa y Gamesa, y ya tiene una cartera de 3.600 MW.
  • Ha convertido Aragón en la comunidad que más energía eólica genera y a la familia en una de las más ricas de la región.

Forestalia, la empresa aragonesa de energías renovables que dio la sorpresa en la subasta de mayo, ha comunicado al Ministerio de Industria los 51 proyectos para producir los 1.200 megavatios (MW) que se adjudicó entonces.

La apuesta de los hermanos Samper, desconocidos en el sector eléctrico hasta hace dos días, convierte a la comunidad aragonesa en la principal generadora de energía eólica, con 80 de los 165 en el país.

La subasta de mayor despertó no pocas suspicacias, hasta el punto de que algunos partidos han criticado a Álvaro Nadal por los posibles incumplimientos de los adjudicatarios. El ministro, no obstante, ha insistido en que no será así porque en ese caso tendrían afrontar los pagos previstos en los avales, que no son pocos.

En el entretanto, Forestalia sigue adelante con su previsión de construir unos 400 aerogeneradores en tres años, precisamente por la subastas de renovables. De las subastas en 2016 y 2017 dependen 2.000 de los 3.600 MW de su cartera de energías renovables.

Esa actividad, en paralelo, ha elevado la fortuna de la familia Samper Rivas, una de las más ricas de Aragón aunque por su actividad en el sector cárnico. Son dueños del Grupo Jorge, la tercera cárnica española. Y a eso se unió, a partir de 2011, Forestalia, que preside el mayor de los hermanos, Fernando Samper (en la imagen).

Forestalia ha concretado ahora, a través de un comunicado, el balance de su momento para “comenzar las obras de los parques eólicos” derivados de las subastas, cuando reciban las autorizaciones administrativas.  Esos proyectos tienen la consideración de “inversiones de interés autonómico”, lo que permite acelerarlas.

Rafael Esparza