miércoles, 17 enero 2018 Número de edición: 5347
Inicio > Confidencial > EEUU. Las vinculaciones satánicas de su jefe de campaña, una de las claves en la derrota de Hillary

EEUU. Las vinculaciones satánicas de su jefe de campaña, una de las claves en la derrota de Hillary

EEUU. Las vinculaciones satánicas de su jefe de campaña, una de las claves en la derrota de Hillary
  • Los e-mails de John Podesta que filtró Wikileaks no pasaron desapercibidos. Entre ellos, la invitación de la ‘artista’ Marina Abramovic a una ‘performance’ satánica.
  • Una cena donde los invitados comían de un cadáver simulado, entre otras cosas, platos elaborados con orina y semen.
  • Esto parece confirmar la teoría de Mark Dice, que ha escrito varios libros sobre la relación entre el ‘establishment’ político y los satanistas.
  • Otro motivo más detrás del divorcio entre el poder y el pueblo: contra todo pronóstico, Trump ganó las elecciones.
  • A pesar de que la candidata demócrata era la elegida por el NOM -la nueva masonería anticristiana- y aún más abortera y anticatólica que Obama.

Hace casi dos semanas, como saben, se celebraron las elecciones de EEUU, donde contra todo pronóstico ganó el republicano Donald Trump y perdió Hillary Clinton. Y es que las vinculaciones satánicas del jefe de campaña de la candidata demócrata, John Podesta (ambos en la imagen) fueron clave en su derrota.

Entre los polémicos e-mails filtrados por Wikileaks hay que destacar la invitación que hizo la ‘artista’ Marina Abramovic a los hermanos Podesta (Toni y John) a una performance artístico-gastronómica. En concreto, se trató de una velada cercana al esoterismo y al satanismo, donde se comía de un cadáver simulado platos elaborados con orina y semen. Al hilo de esto, parece que cobra sentido la teoría de Mark Dice, que ha escrito varios libros sobre la relación entre el establishment político y los satanistas.

También gracias a la web fundada por Julian Assange hemos podido descubrir la curiosa decoración del despacho de Podesta. Y es que allí tiene un cuadro que refleja una escena de canibalismo.

Claro que las vinculaciones satánicas no fueron los únicos motivos que hay detrás de la derrota. En la urnas, los norteamericanos abofetearon al NOM -la nueva masonería anticristiana– y reflejaron el divorcio entre el poder y el pueblo. Trump venció a todos (demócratas, compañeros republicanos, encuestas, periodistas, NOM, mercados financieros,…). Es decir, a los políticamente correctos.

Los e-mails filtrados por Wikileaks desvelaron cómo los demócratas habían creado el lobby ‘Católicos en Alianza por el Bien Común’ para dividir a los católicos y separarles de la jerarquía de la iglesia norteamericana. En especial, buscaban silenciar la voz de los obispos en materia de derecho a la vida o de ideología de género, cosas muy progres.

Recuerden que Hillary Clinton es una gran defensora del derecho a decidir en el tema del aborto, como otros miembros del Partido Demócrata. Por ello no es de extrañar la relación estrecha con Planned Parenthood -la mayor abortera del mundo que vende tejidos y órganos de fetos abortados-, que ha sido uno de los financiadores de la campaña de Hillary (50 millones de dólares, que se sepa). Y es que la señora Clinton es aún más abortera y anticatólica que Obama.

Cristina Martín

cristina@hispanidad.com