Domingo, 26 marzo 2017 Número de edición: 5134
Inicio > Confidencial > Doña Letizia Ortiz está “fuera de control”

Doña Letizia Ortiz está “fuera de control”

Doña Letizia Ortiz está “fuera de control”

  • Círculos monárquicos aseguran que SAR la Princesa de Asturias no quería veranear en Palma de Mallorca. Al final, lo está haciendo de forma ‘clandestina’.
  • La infanta Elena y la Reina Doña Sofía intentan rellenar los huecos de la futura reina de España.
  • Lo más importante: la educación de la futura reina Leonor.
  • Algunos monárquicos expresan su inquietud ante las primeras infantas de España que no son educadas en la fe católica. Aunque esto es tan responsabilidad de doña Letizia como de su esposo, el príncipe heredero.

Así, “fuera de control”. Es la expresión favorita de los monárquicos, en este mes de agosto, para definir la actitud de la Princesa de Asturias, doña Letizia Ortiz Rocasolano (en la imagen).

A lo mejor resulta que los miembros de la Familia Real, aunque sea por el lado político, no tienen que estar sometidos a control, pero la frase ya dice mucho.

Doña Letizia no quería acudir a Mallorca donde veranea la Familia Real. En Madrid, el problema son los “viernes noche”; en Palma, que SM la reina Doña Sofía y la Infanta Elena tienen que cubrir los huecos oficiales que abre la ausencia de la futura reina de España.

Y es que el progresismo de Doña Letizia le hace cada vez más molesto acudir a obligaciones como actos militares o aquellos otros que puedan sonar carcas, como los humanitarios -salvo que se trate de ONG progresistas- los conciertos y, sobre todo, los religiosos. Esos no los soporta. Insisto: es una reina progresista.

Al final, las vacaciones en Mallorca están resultando casi clandestinas. Además, ha surgido tensión en la educación de las infantas Leonor y Sofía, sobre todo la primogénita. En este punto, algunos monárquicos expresan su inquietud ante las primeras infantas de España que no son educadas en la fe católica. Aunque esto es tan responsabilidad de doña Letizia como de su esposo, el príncipe heredero.

Y de las relaciones con los hijos de la Infanta Cristina o los de la Infanta Elena, mejor no hablar.

En sectores monárquicos se teme, ya desde hace tiempo, otro caso Lady Di. Doña Letizia sigue culpando a su familia política del suicidio de su hermana y, además, no ha conseguido su propósito de que el Rey abdicara y pasar a ocupar el trono con brevedad, en especial con los escándalos surgidos en torno a la familia Real y las abdicaciones en Holanda y Bélgica. Ahí, doña ‘fuera de control’ ha perdido toda esperanza,… pero se impacienta cada vez más. Y no, no ha conseguido romper la ligazón entre padre e hijo, entre su esposo y su suegro. Al menos a efectos institucionales, ahí no hay ruptura, sino todo lo contrario. El príncipe Felipe cumple con su papel y amplía sus relaciones.

Eulogio López

eulogio@hispanidad.com