domingo, 19 noviembre 2017 Número de edición: 5304
Inicio > Enormes minucias > Fiesta de los Santos inocentes. El 10% de los niños que nacen en España son por fecundación in vitro (FIV). ¡Romanticismo homicida y negocio creciente!

Fiesta de los Santos inocentes. El 10% de los niños que nacen en España son por fecundación in vitro (FIV). ¡Romanticismo homicida y negocio creciente!

Fiesta de los Santos inocentes. El 10% de los niños que nacen en España son por fecundación in vitro (FIV). ¡Romanticismo homicida y negocio creciente!
  • La mayoría sabe que el aborto consiste en matar al niño.
  • Lo que no sabe es que la FIV provoca muchos más abortos que alumbramientos.
  • Además de miles de embriones humanos utilizados como cobayas de laboratorio.
  • Naturalmente, el hijo FIV no tiene por qué ser hijo de su padre o de sus madres. Es una cuestión secundaria.
  • En otras palabras, ¿cuántos embriones habrán sido sacrificados en España si el 10% de los niños ya nacen por FIV? ¡Vivos gracias a la muerte o esclavitud de sus hermanos!
  • Por economía de tiempo, no entro en los hijos de mil padres nacidos de la FIV, porque el donante de esperma, o de óvulo, no tiene por qué ser padre o madre del hijo superviviente del proceso. ¿Qué más da? 

A ver, ¿qué es la fecundación ‘in vitro’? Sencillito. Le doy al fulano, padre o cliente, una revista porno para que se masturbe y me dé su semen. Agarro a un señora, madre o cliente, le ‘hormonizo’ como a una vaca y le extraigo óvulos. Luego introduzco óvulo y esperma en un tubo de vidrio y lo agito convenientemente.

Por esta técnica me pueden salir varios embriones, los que sean menester, pongamos 10.  Tomo, pongamos cinco, y se los introduzco por salva sea la parte a la señora. Entre cinco, alguno será viable. Los otros cinco van a la nevera (como la de la imagen). Sí, embriones humanos en la nevera, crioconservados, como en las pelis de terror.

Pero cabe otra posibilidad, tan exitosa como siniestra. Cabe que los cinco embriones introducidos a la señora por salva sea la parte, prosperen. Entonces se le preguntará amablemente si quiere tener quintillizos, y como cabe la posibilidad de que la señora no esté pensando como madre -pendiente de sus hijos- sino en sí misma -pendiente de conseguir la experiencia de ser madre– solicita que no, que con uno ya tiene suficiente. Y entonces sucede que el doctor, en cumplimiento del deseo maternal, se carga a los otros cuatro, homicidio al que otorga la  bonita calificación de ‘abortos selectivos’.

En efecto, se trata de racismo prenatal, más conocido como eugenesia: el más fuerte sobrevive, el resto son sacrificados. Recordemos, eso sí, que estamos hablando de una técnica FIV creadora para dar vida. Hoy, festividad de los santos inocentes, cuando los provida siguen luchando contra el aborto quirúrgico, recuerdo que existen otra técnicas igualmente miserables, como el aborto químico, muchísimo más extendido o como la hipocresía de la FIV que dicen que es para dar vida, cuando se trata de dos cosas: matar y, además, el inicio de la utilización de embriones humanos como cobayas de laboratorio.

En otras palabras, ¿cuántos embriones habrán sido sacrificados en España si el 10% de los niños ya nacen por FIV? ¡Vivos gracias a la muerte o esclavitud de sus hermanos! Derecho a Vivir achaca el asunto a la ministra para la ideología de género Dolors Montserrat.

Por economía de tiempo, no entro en los hijos de mil padres nacidos de la FIV, porque el donante de esperma, o de óvulo, no tiene por qué ser padre o madre del hijo superviviente del proceso. ¿Qué más da?

Es la Festividad de los Santos Inocentes de 2016. Herodes, a nuestro lado, era un pardillo.

Eulogio López

eulogio@hispanidad.com