lunes, 11 diciembre 2017 Número de edición: 5320
Inicio > Cartas director > Dedicada a los que arriesgan su vida por participar en la misa dominical

Dedicada a los que arriesgan su vida por participar en la misa dominical

Sr. Director:

Al iniciar su catequesis, el miércoles 8 de noviembre, Francisco quiso recordar que el Concilio Vaticano II estuvo animado por el deseo de reafirmar la grandeza de la fe y la belleza del encuentro con Cristo.

Puede parecer que el tema, que toca el meollo de la fe cristiana, está alejado de las preocupaciones y deseos del mundo de hoy. Pero esta catequesis nos habla del Dios que en Jesucristo se ha querido dejar ver y tocar por nosotros, para sostener nuestra esperanza y permitirnos afrontar las dificultades de cada día.

Francisco ha recordado el gran número de cristianos que a lo largo de dos mil años de historia han resistido hasta la muerte por defender la Eucaristía; y cuántos, todavía hoy, arriesgan la vida por participar en la Misa dominical. Y subrayó especialmente el ejemplo diario de tantos cristianos que dan la vida en Oriente Medio por testimoniar su fe.

Juan García