lunes, 20 noviembre 2017 Número de edición: 5305
Inicio > Enormes minucias > Cuando falten curas santos, el mundo temblará

Cuando falten curas santos, el mundo temblará

Cuando falten curas santos, el mundo temblará
  • Los curas de Opus: 14 de septiembre, día de la Santa Cruz.
  • Si algo supo hacer san Josemaría fue formar sacerdotes.
  • Pero nos siguen faltando curas.

El cristianismo es muy vulgar. Su oración central pide el pan para todos los días. Ni tan siquiera solicita unas gambitas.

Lo mismo ocurre con la fiesta del 14 de septiembre. Es la de la exaltación de la Santa Cruz, que empezó siendo una veneración a la madera basta de la cruz donde fue clavado el delincuente Nazareno.

Pero al igual que la petición de pan se eleva hasta el concepto mismo de filiación divina, parte neurálgica de la mística cristiana, la fiesta del tablero romano se abstrae hasta el sacrificio por amor, nudo gordiano de la ascética cristiana.

El 14 de septiembre es Día de la Exaltación de la Santa Cruz, porque el sino de la humanidad es que le tiene que “doler el amor”.

Y había un tal San Josemaría (en la imagen) que recordaba que “la alegría es un árbol que tiene sus raíces en forma de cruz”. Si algo hizo bien el fundador del Opus Dei fue formar sacerdotes santos, Al departamento ‘clerical’ de la Obra, San Josemaría les dio el nombre de Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz. Sabía de lo que hablaba.

Faltan sacerdotes, y faltan sacerdotes santos. El Opus Dei ha aportado muchos de estos sacerdotes.

Pero lo más importante en la Iglesia: faltan curas, faltan curas santos. Y cuando nos falten los curas el mundo temblará.

Eulogio López

eulogio@hispanidad.com