• La clase política ha generado esta violencia contra un autobús que se atrevió a contradecir a Cristina Cifuentes y a lo políticamente correcto.
  • En el entretanto, el ministro Zoido no se moja sobre el autobús de Hazte Oír, pero cree que "la sexualidad jamás debe ser objeto de confrontación".
  • Y, mucho menos, la de los niños", añade el titular de Interior en el pleno del Congreso.
  • Eso sí, subraya que tanto él como el Gobierno se han subido al autobús del "respeto a la diferencia y la diversidad".
  • Su Departamento analizará si Hazte Oír cumple los requisitos para mantener la categoría de utilidad pública.
  • Mientras, la asociación pide amparo al Defensor del Pueblo y protección a Interior y a la Delegación de Gobierno.
Todo sea por la libertad de expresión y la democracia. Los políticos han calentado el ambiente de tal modo contra el autobús de Hazte Oír que ya hay quien ha empezado a lanzar piedras contra los vehículos que la organización ha puesto en marcha. Y todo esto por la obviedad de asegurar que los niños tienen pene... y que no es sino una respuesta irónica a los mandamientos que la pepera Cifuentes obliga a enseñar en las escuelas. Asegura Cifuentes que los niños pueden tener pene o vulva, mientras que la organización católica recuerda la obviedad de que el sexo nos viene dado y que los niños tienen pene y la niñas vulva. Pues por recordar lo obvio sufren persecución policial, política, judicial y, ahora, pedradas. Este miércoles, el autobús de Hazte Oír se ha colado en el pleno del Congreso. Claro que el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido (en la imagen), no se ha mojado ni a favor ni en contra de dicha asociación, pero ha considerado que "la sexualidad jamás debe ser objeto de confrontación en la sociedad y, mucho menos, la de los niños". Eso sí, Zoido ha subrayado que tanto él como el Gobierno se han subido al autobús del "respecto a la diferencia y la diversidad porque entendemos que es un principio básico e irrenunciable de la sociedad democrática". Así, ha respondido a la diputada socialista Ángeles Álvarez, pues no quieren que les tilden de homófobos o tránsfobos. Los funcionarios del departamento que dirige Zoido analizarán si Hazte Oír cumple los requisitos para mantener la categoría de utilidad pública, la cual fue otorgada por su antecesor, Jorge Fernández Díaz, en el año 2013. "Con independencia de la actuación de la Fiscalía", si se han incumplido algunos principios se procederá a la revocación "cumpliendo siempre la ley y no actuando de manera arbitraria o discrecional como parece que algunos grupos quieren que se actúe". Mientras, Hazte Oír, que ya ha sacado a las calles su tercer vehículo contra la ideología de género y la censura, ha pedido amparo al Defensor del Pueblo por la persecución del Ayuntamiento de Madrid al #BusDeLaLibertad. Asimismo, la asociación ha solicitado al Ministerio del Interior y a la Delegación de Gobierno en Madrid por las amenazas de muerte que están recibiendo el presidente (Ignacio Arsuaga) y otros miembros de Hazte Oír por teléfono y a través de redes sociales. Cristina Martín [email protected]