• El fondo británico mantiene sus acciones bloqueadas en la bolsa de Londres pero no avanza en la compra de Yoigo.
  • Por su parte, Masmovil eleva su ampliación de capital de 90 a 230 millones.
  • Tendrá que aprobarlo la Junta General Extraordinaria del próximo 23 de junio.
Zegona, dueño de Telecable, comenzó las negociaciones exclusivas con Teliasonera para comprar Yoigo, el 18 de marzo. La previsión era que la operación se cerrara en pocas semanas. El fondo británico que dirige Eamonn O'Hare (en la imagen) aseguró que tenía los fondos necesarios y que el proceso sería ágil. De hecho, solicitó a la bolsa de Londres la exclusión de negociación de sus acciones mientras durara el proceso abierto en España. Ahora, dos meses y medio después, no se ha cerrado ningún acuerdo. Es más, el pasado 31 de mayo, Teliasonera (76,6% de Yoigo) rompió la exclusividad con Zegona, pero el fondo mantiene bloqueados sus títulos en la bolsa de Londres, con el consiguiente quebranto para sus accionistas. Por su parte, Masmovil ha anunciado este jueves al MAB la inclusión de un nuevo punto del orden del día de la junta de accionistas del próximo 23 de junio. Concretamente, ha sido uno de los accionistas con más del 5% del capital el que ha propuesto elevar la ampliación de capital prevista de 90 millones de euros hasta los 230 millones. Aunque la compañía que dirige Meinrad Spenger nunca ha confirmado su intención de adquirir Yoigo, en el sector se da por hecho que es la mejor colocada para hacerse con la filial de Teliasonera. A finales de abril, Masmovil compró Pepephone por 158 millones de euros. Sin duda, la compra de Yoigo supondría un salto cualitativo y cuantitativo en su objetivo de convertirse en el cuarto operador convergente de España. Pablo Ferrer [email protected]