• La tecnológica espera cerrarla en el segundo trimestre para terminar de acordar las condiciones.
  • La teleco sigue analizando el impacto de los ciberataques, pero las perspectivas son "brillantes", según Mayer.
  • Mientras, Yahoo anuncia un beneficio de 151 millones de euros, lejos de las pérdidas de 4.000 millones de hace un año.
  • También va bien en ingresos, que alcanzan los 1.369 millones, sin notar los hackeos masivos.
Yahoo ha dado una de cal y otra de arena. La tecnológica ha aplazado su venta a la operadora de telecomunicaciones Verizon del primer al segundo trimestre y al mismo tiempo, ha sorprendido con unos buenos resultados entre octubre y diciembre. Yahoo espera cerrar la operación tres meses más tarde de lo que previsto en un principio para terminar de acordar las condiciones. Recuerden que Verizon adquirirá el negocio publicitario, las páginas webs, las aplicaciones móviles y los correos electrónicos de la tecnológica por unos 4.800 millones de dólares (unos 4.470 millones de euros). Un gran movimiento en el que se excluyen la participación de Yahoo en Alibaba y Yahoo Japan. En estos momentos, Verizon sigue analizando el impacto de los ciberataques, que afectaron a 1.500 millones de usuarios, según The New York Times. Sin embargo, las perspectivas son "brillantes", tal y como ha señalado la Ceo de Yahoo, Marissa Mayer (en la imagen). Si finalmente todo llega a buen puerto, Yahoo pasará a llamarse Altaba y cambiará de cúpula, pues Mayer y uno de los fundadores, David Filo, se irán de la compañía. Mientras, Yahoo ha superado las expectativas de los analistas con buenos resultados en el cuarto trimestre. En concreto, ha anunciado un beneficio neto de 151 millones de euros, una cifra que está muy lejos de las pérdidas de 4.127 millones obtenidas hace un año. También le va bien en ingresos, que han alcanzado los 1.369 millones, sin notar los hackeos masivos. A la vista de las cifras, parece que Yahoo no ha notado la crisis reputacional que podía haber supuesto la polémica de los hackeos. Algo parecido a lo que le ha ocurrido a otra tecnológica, la surcoreana Samsung, que ha doblado sus ganancias a pesar de los problemas que le ha dado el Galaxy Note 7 y de los líos de Lee Jae-Yong, el heredero de la compañía. Cristina Martín [email protected]