• Putin se perpetúa en el poder. Solo el 40% de los rusos confía en la honestidad de los comicios
  • Los comicios presidenciales no contaron con la participación de Alexéi Navalni, líder de la oposición extraparlamentaria, inhabilitado tras ser condenado por un polémico caso de fraude.
  • El presidente de Rusia, Vladimir Putin, permanecerá seis años más en el cargo después de vencer en las elecciones presidenciales celebradas ayer con el 76,4% de los votos.
  • Putin es el dirigente que más tiempo ha estado al frente del Kremlin después del dictador soviético Stalin.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin (en la imagen) permanecerá seis años más en el cargo después de vencer en las elecciones presidenciales celebradas ayer con el 76,4% de los votos, el porcentaje más alto conseguido en los cuatro comicios a los que se ha presentado desde que llegó al Kremlin en 2000. El segundo candidato más votado, el comunista Pavel Grudinin, sumó el 12,05% de los apoyos. Los comicios no contaron con la participación de Alexéi Navalni, líder de la oposición extraparlamentaria, inhabilitado tras ser condenado por un polémico caso de fraude. Pese a que Navalni había llamado a la abstención, la movilización del Kremlin para conseguir que los ciudadanos acudieran a las urnas logró que la participación superara finalmente el 60% de un censo de cerca de 110 millones de votantes. Los observadores denunciaron múltiples irregularidades, entre ellas pucherazos cometidos directamente frente a las cámaras de televisión por miembros de las comisiones electorales al menos en la región de Moscú, en Chechenia y en la región de Krasnodar, al sur del país. Vladimir Putin, el dirigente que más tiempo ha estado al frente del Kremlin después del dictador soviético Iósif Stalin, decidió prescindir de su partido Rusia Unida y concurrir como independiente a estas elecciones para intentar sumar más apoyos. A lo largo de la campaña electoral, además de prometer aumentar el nivel de vida de los ciudadanos, Putin se ha comprometido a defender a Rusia de los que considera ataques de los países occidentales, aumentados en las últimas semanas tras conocerse el envenenamiento del exespía ruso Serguéi Skripal y su hija en el Reino Unido. Tras una victoria electoral prevista en todas las cancillerías occidentales, la incógnita ahora es ver si el líder ruso continúa con su retórica belicista o rebaja la tensión dedicándose más a recuperar la economía de su país. Solo el 40% de los rusos confía en la honestidad de los comicios rusos; cifra que supone un máximo histórico, pero, no obstante, supone una minoría de ciudadanos. Sin embargo, tal y como recoge Gallup en el artículo de Statista, el 80% de los habitantes del país apoya la gestión y liderazgo de su actual presidente, según Statista. Andrés Velázquez [email protected]