• Ernesto Colman exigía a sus franquiciados que parte del pago lo hiciesen en metálico y en B, suma que posteriormente sacaba fuera de España.
  • El fraude asciende a varios millones de euros.
  • La Policía Nacional se ha incautado de un avión valorado en un millón de euros, 36 vehículos de lujo y varias fincas.
  • En principio no se prevé que haya problemas con los clientes, quienes deberían recibir los tratamientos sin ningún problema.
  • Vitaldent cuenta con más de 350 clínicas en España y 2.500 odontólogos trabajando en ellas.
La Policía Nacional ha detenido este martes al dueño de la franquicia Vitaldent, Ernesto Colman, y a otras 12 personas (directivos) por un presunto blanqueo de capitales, fraude fiscal -incluido contra la Hacienda Pública- y falsificación documental. Todas las detenciones han tenido lugar en la Comunidad de Madrid a excepción de uno, que ha sido detenido en Torrevieja (Alicante), informan agencias. La Operación Topolino corre a cargo de la Unidad de Delincuencia Económica y Financiera (UDEF) de la Policía Nacional coordinada por la Fiscalía Anticorrupción. Los agentes están llevando a cabo registros en las oficinas centrales de Vitaldent, situadas en el municipio madrileño de Las Rozas, y en otra quincena de lugares. Según fuentes de la investigación, el dueño de la franquicia de Vitaldent exigía a sus franquiciados que parte del pago lo hiciesen en metálico y en B, suma que posteriormente sacaba fuera de España -a lugares como Suiza o Luxemburgo- y luego reinvertía en otros bienes (más de un centenar de inmuebles, vehículos de lujo y fincas rústicas). De hecho, la Policía Nacional se ha incautado de un avión valorado en un millón de euros, 36 vehículos de lujo y varias fincas en el marco de esta operación. Colman dirigía una trama que la Fiscalía califica de "organización criminal". Las fuentes consultadas hablan de que no siempre era el mismo porcentaje el que se exigía en B, pero que el fraude asciende a varios millones de euros. La operación policial se habría precipitado ante la sospecha de que el principal implicado iba a fugarse cerrando el negocio y dejando las franquicias a su suerte. Fueron precisamente varios franquiciados los que acudieron a la Justicia para denunciar estas presuntas irregularidades. La Fiscalía Anticorrupción también destaca que esta operación "permite garantizar la continuidad" de las clínicas "tanto por resultar de una actuación judicial en defensa de los franquiciados denunciantes como por que los franquiciados seguirán con la administración de dichas clínicas". Vitaldent cuenta con más de 350 clínicas en España y 2.500 odontólogos trabajando en ellas, según recoge la web de la compañía. Fuentes de la investigación han precisado a RTVE.es que la operación no tiene que ver con el funcionamiento de las franquicias de la marca. En principio no se prevé que haya problemas con los clientes, quienes deberían recibir los tratamientos sin ningún problema. Tras conocerse la noticia, la Asociación Española de Franquiciadores (AEF) ha decidido suspender cautelarmente como asociada a las clínicas dentales Vitaldent por supuestamente vulnerar el código deontológico de las franquicias, que obliga a una gestión saneada y transparente. No obstante, según la AEF, no constan quejas por parte de los franquiciados, según han explicado a Efe desde la asociación. Andrés Velázquez [email protected]