• Financieramente ha sido un éxito, dentro del capítulo de desinversiones que lidera Tomás García Madrid.
  • Y todo ello dentro de una política de contención de costes.
  • En otras palabras: no interesa cualquier construcción ni cualquier concesión.
La aventura de OHL en Abertis ha llegado a su fin. Una aventura que comenzó en 2012 y que llevó a la constructora a controlar hasta un 19% de la empresa concesionaria. Y si alguien estaba especialmente orgulloso de esa 'alianza' era Juan Miguel Villar Mir (en la imagen). En cuanto tenía ocasión, el entonces presidente de OHL no dudaba en recalcar la buena situación de Abertis y la fabulosa gestión de su equipo directivo. Pero eso se acabó. El lunes 23 de enero por la tarde, la constructora anunciaba a la CNMV la venta del último 2,5% del capital de Abertis que aún mantenía (Villar Mir todavía posee un 1,3%, pero de manera indirecta), por 336,48 millones de euros. Es decir, colocó los títulos a 13,59 euros cada uno, el mismo precio que marcaron en el cierre de la sesión bursátil. Todo un éxito financiero, ya que este tipo de colocación suele realizarse con descuento. Sin duda, también es una buena noticia para Abertis -la venta sin descuento, no la salida de Villar Mir- porque indica que el mercado valora positivamente a la compañía. Sea como fuere, la operación se enmarca dentro del plan de desinversiones que lidera Tomás García Madrid. Concretamente, el dinero obtenido irá destinado a pagar anticipadamente un préstamo de 273 millones de euros ligado, precisamente, a la inversión en la concesionaria y que tenía como garantía el 2,5% del capital de la compañía. Lo que sobre servirá para amortizar deuda con recurso. Y todo ello dentro de una estricta política de contención de costes. En otras palabras, el grupo vuelve a sus orígenes, cuando solo entraba en grandes proyectos y construcciones complejas. Por lo tanto, ya no interesa cualquier construcción ni cualquier concesión. En cuanto a Abertis, termina una etapa y comienza otra. Isidro Fainé (Criteria es el máximo accionista de Abertis con el 22,7%) siempre ha querido un socio constructor. Lo intentó primero con Florentino Pérez pero la historia no llegó a cuajar del todo, lo mismo que ha sucedido ahora con Villar Mir, aunque por motivos bien distintos. La etapa OHL ha terminado. ¿Buscará Fainé otro socio constructor? Pablo Ferrer [email protected]