• De esa manera, va a tener nombres y apellidos de todos los ciudadanos que quieren que deje de gobernarles.
  • Y eso es muy peligroso en manos de un dictador…
  • Para disimular, el presidente venezolano asegura que "si el Poder Electoral lo aprueba, me someteré al referéndum" revocatorio de su mandato.
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo que su Gobierno tiene "el derecho constitucional" de ver todas las firmas que la oposición recogió la semana pasada para solicitar la activación del revocatorio, pues se trata de un documento público, de una "manifestación de voluntad pública". Ahora bien: según la oposición venezolana ha recolectado en cinco días 1,85 millones de firmas. El pedido sólo necesitaba de unas 197.000 firmas, equivalente al 1 por ciento de los electores en Venezuela, para avanzar en el primer paso de un proceso con el que buscan activar una consulta popular que decida si Maduro continúa como presidente hasta 2019. Según las normas electorales, la oposición luego deberá recolectar las firmas del 20 por ciento de los electores para, finalmente, llamar a la consulta popular, publicó Reuters. Así que, ¿Maduro va a revisar todas y cada una de ellas? Lo más probable es que si, dado su carácter dictatorial. Pero lo peor es que va a tener nombres y apellidos de los ciudadanos que quieren que deje de gobernarles. Y eso es muy peligroso en manos de un dictador… Para disimular, Maduro ha dicho que si el Poder Electoral confirma que la oposición cumplió con los requisitos para activar un referendo que revoque su mandato se someterá a este proceso y aseguró sentirse confiado en que "el pueblo" no le va a fallar, informa Efe. Y advirtió que si se llega a descubrir que hay rúbricas falsificadas tomará acciones legales y hará una "demanda de resarcimiento" para los afectados en contra de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD). "Lo anuncio, tengo ya el equipo jurídico de abogados venezolanos, firma falsificada, demanda asegurada, para que se dejen aquí de trampa", dijo. La oposición venezolana aseguró que el CNE empezará a verificar las firmas mañana con testigos de la MUD y del gobernante Partido Socialista de Venezuela (PSUV). Una vez completado este paso, la oposición deberá entregar un documento solicitando la activación del referéndum revocatorio para que, posteriormente, unos 4 millones de personas acudan a los centros de votación que disponga el Poder Electoral y decidan si desean o no revocar al jefe de Estado. Tras esta fase, el CNE tiene 90 días para convocar el revocatorio, un proceso similar al de una elección presidencial. Andrés Velázquez [email protected]