• Los nuevos jefes militares nombrados por Maduro tienen denuncias por violar los derechos humanos.
  • El régimen chavista mantiene sus atropellos contra los derechos humanos y las instituciones.
Mientras el régimen de Nicolás Maduro mantiene sus atropellos contra los derechos humanos y las instituciones, la oposición llamó este martes a los venezolanos a desconocer al presidente chavista y su convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, publica Infobae. Las elecciones para la Constituyente que pretende instaurar Maduro se realizarán el próximo 31 de julio. El artículo constitucional que invoca la oposición establece que "el pueblo de Venezuela (…) desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos". Los opositores indicaron que se trata de la "fase decisiva" de protesta permanente para lograr un cambio de gobierno. "El actual régimen se ha puesto al margen de la Constitución y en consecuencia su autoridad y decisiones son inconstitucionales y no pueden ser reconocidas ni obedecidas por nadie", apuntó el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Julio Borges. En un discurso en nombre de la coalición de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), el jefe del Parlamento aseguró que ese "desconocimiento del régimen" incluirá el "nombramiento de nuevos poderes públicos y el llamado a elecciones libres para un nuevo gobierno". Aunque no detalló cómo se lograrán esos objetivos, el diputado afirmó que se utilizarán "todos los mecanismos constitucionales". Y mientras, con la consigna de "a ganar la paz, que es nuestra meta", Maduro reemplazó al jefe de la Guardia Nacional, el mayor general Antonio Benavides, por el también mayor general Sergio Rivero, informa Swissinfo. Maduro también ratificó al general Vladimir Padrino como ministro de Defensa, otro funcionario criticado por el papel de las Fuerzas Armadas en la contención de las protestas. Pero la mayoría de los nuevos jefes militares de Venezuela enfrentan denuncias de diputados opositores por violar los derechos humanos durante los últimos casi tres meses de protestas antigubernamentales. De hecho, efectivos de la Guardia Nacional y la Policía Nacional Bolivariana han sido grabados golpeando, disparando y hasta robando a participantes en las protestas, en medio de las que han muerto al menos 74 personas. Las altos mandos militares se han excusado asegurando que son comportamientos exclusivos de "manzanas podridas" y que no representan el accionar regular de las fuerzas armadas. Pero la realidad es que  el régimen de Nicolás Maduro mantiene sus atropellos contra los derechos humanos y las instituciones... José Ángel Gutiérrez [email protected]