• Maduro saca de la circulación los billetes de cien... en medio de una inflación del 600%.
  • Además, el presidente venezolano ha ordenado el cierre temporal de la frontera con Colombia por el contrabando de billetes.
El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ordenó el lunes el cierre temporal de la frontera con Colombia por 72 horas, como parte de las medidas que implementa su Gobierno para contener el flujo de billetes de 100 bolívares, los de mayor denominación en Venezuela, informa Reuters. El mandatario venezolano anunció esta medida justo un día después de haber decidido sacar de circulación los billetes de 100 bolívares desde el martes y durante tres días, en un esfuerzo por debilitar a unas "mafias" cambiarias que, según dijo, atacan la moneda desde ciudades colombianas de la frontera. "He decidido cerrar la frontera con Colombia por 72 horas", dijo Maduro en una cadena de radio y televisión la noche del lunes, y adelantó que ministros de Defensa de ambos países coordinan otras acciones. "(Vamos a) perseguir a todas estas mafias, del lado colombiano y del lado venezolano, para que se les queme el billete" al no poder utilizarlo, afirmó el mandatario venezolano. Maduro ha denunciado que grupos vinculados a casas de cambio que operan en ciudades fronterizas del lado colombiano extraen billetes desde Venezuela (en especial, los de 100 bolívares) para hacer operaciones cambiarias y otros negocios, que han venido debilitando a la moneda venezolana frente al dólar. Según cifras del Banco Central de Venezuela (BCV), casi la mitad de los billetes en circulación son de 100 bolívares, por lo que la decisión complicará el manejo de efectivo en un país que se ha demorado en emitir nuevas piezas de mayor denominación, pese a registrar la inflación más alta del mundo, ahora mismo en torno al 600%. En concreto, se teme que la inflación en Venezuela acabe el año por encima del 750% estimado por el FMI. La subida de los precios ha pulverizado al bolívar: se necesitan nueve billetes de 100, el mayor, para pagar un simple café, según El Mundo. Andrés Velázquez [email protected]