• El presidente de la patronal, Carlos Lazarrábal, pone cifras a los 'ataques' al sector privado entre 1999 y 2013 y pide a Maduro que también haga inspecciones en las empresas expropiadas.
  • Pero la nacionalización no ha arreglado nada: "La gran mayoría de lo expropiado no produce lo que se producía antes", a pesar de que tienen en nómina "el doble" de personal.
  • Los empresarios venezolanos defienden que la crisis se debe a las expropiaciones y también a los problemas en la asignación de las divisas para la importación de productos y materias primas.
En Venezuela, el régimen marxista-chavista sigue haciendo la vida imposible a los ciudadanos y continúa mostrando unos niveles de ineficacia dignos de 'récord guinnes'.

Como explicamos, ante la escasez de los productos básicos de la cesta de la compra (que provocan largas filas en comercios, principalmente de alimentos y artículos de higiene personal), al Gobierno de Nicolás Maduro solo se le ocurre echar la culpa de la escasez y el desabastecimiento a las empresas privadas. Y para ello recurre a las expropiaciones e incluso al encarcelamiento de sus directivos, por lo que ser empresario en el país es ahora mismo una profesión de alto riesgo.

Por todo ello, el vicepresidente de la principal patronal venezolana, Carlos Larrazábal (en la imagen), denunció inspecciones "sumamente agresivas" en firmas privadas y pidió al Gobierno hacer lo mismo en las expropiadas que, aseguró, ahora producen "nada o una fracción", recoge Infobae

"Nos gustaría ver al Gobierno del presidente Nicolás Maduro inspeccionando a todas estas empresas tal como están inspeccionando las privadas para que vean las causas" del desabastecimiento que aqueja al país, dijo el directivo del gremio patronal Fedecámaras a la emisora Televen de la red privada de televisión.

Larrazábal calculó que durante la Revolución Bolivariana, iniciada por el fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013) y continuado por Maduro, fueron expropiados "más de 1.400 establecimientos industriales".

"La gran mayoría no está produciendo lo que se producía antes", pese a que tienen en nómina "el doble" de personal; están produciendo "nada o una fracción" de los volúmenes contabilizados cuando eran empresas privadas, añadió Larrazábal.

Puso como ejemplo la ahora estatal metalúrgica Sidor, que antes de ser nacionalizada en 2008 producía 4,3 millones de toneladas de acero líquido y ahora, aseguró, una cuarta parte de ese volumen.

Los empresarios del país defienden que la crisis se debe a las expropiaciones y también, entre otras causas, a los problemas en la asignación de las divisas -administradas en exclusiva por el Estado- para la importación de productos y materias primas. Todo ello incide en que las industrias venezolanas tengan ociosas buena parte de sus capacidades instaladas, insistió.

En cualquier caso, un desastre en la gestión. A lo que se añade la dictadura bolivariana y los problemas de inseguridad ciudadana.

Y algunos, quieren esto para España...

José Ángel Gutiérrez
[email protected]