• "Maduro va a tener que sacar los tanques para aplicar el Estado de Excepción", dijo el excandidato presidencial Henrique Capriles.
  • El presidente venezolano firmó el viernes un decreto de excepción y emergencia económica, que se extenderá todo este año y parte del 2017.
  • Pero la mayoría opositora en el Parlamento venezolano rechazó el martes el estado de excepción decretado por el presidente.
  • Un Maduro que encima boicotea el reparto de ayuda humanitaria desde Cáritas España.
La mayoría opositora en el Parlamento venezolano rechazó el martes el estado de excepción decretado por el presidente Nicolás Maduro, una decisión que podría elevar la tensión en el país en momentos en que se han agudizado la escasez de bienes y las largas filas para adquirirlos, publicó Reuters. Maduro firmó el viernes un decreto de excepción y emergencia económica, que se extenderá todo este año y parte del 2017, con el argumento de que requiere poderes especiales para luchar contra la "guerra económica" de empresarios y políticos, a los que responsabiliza por la crisis venezolana. La oposición sostiene que las filas para adquirir alimentos y medicinas y las fallas en los servicios públicos son el corolario de más de tres lustros de políticas que han arruinado la industria local y agravado la dependencia de los precios del crudo. El decreto requiere la aprobación de la Asamblea Nacional. Sin embargo, en enero, al ser rechazada por el Parlamento una ley similar, fue al Tribunal Supremo de Justicia que la declaró vigente. "Es un decreto hecho para meterle miedo a los venezolanos frente a la crisis que está sufriendo el país", afirmó el diputado Julio Borgues, líder de la bancada opositora, que negó su apoyo a las medidas excepcionales firmadas por el presidente. "(A Maduro) lo único que le interesa es la perpetuación en el poder", afirmó Borgues. Por su parte, el excandidato presidencial en Venezuela, Henrique Capriles, hizo un llamamiento a desobedecer el decreto de Estado de Excepción que le da poderes especiales al presidente Nicolás Maduro, según BBC. "Maduro va a tener que sacar los tanques para aplicar el estado de excepción", dijo Capriles. Pero es que, encima, el régimen de Nicolás Maduro bloqueó las actividades de Cáritas en Venezuela, no sólo las de carácter humanitario y sanitario, sino también su página web y los contactos telefónicos, para ocultar la grave crisis en la que el país está sumido. Y ha prohibido a la organización Cáritas España la distribución de medicinas y equipos sanitarios en los sectores humildes. El bloqueo oficial a la ayuda humanitaria internacional ha sido denunciado por diferentes ONG. No obstante, el régimen chavista se empeña en cerrar la puerta a la entrada de medicamentos, mientras los hospitales registran muertes por falta de material sanitario. En España, el padre Santiago Martín denunció en el diario ABC que el gobierno de Maduro no permite a Cáritas llevar ayuda humanitaria al país, después de que la Conferencia Episcopal Venezolana se refiriera a "la gravísima situación" de los venezolanos en su segunda exhortación pastoral de este año. Edsel Moreno, enlace entre el partido Voluntad Popular y Cáritas de Venezuela, indicó al diario ABC que "Maduro no permite a la organización religiosa que brinde ayuda humanitaria con la distribución de medicamentos porque pondría en evidencia la grave crisis que sufren los enfermos venezolanos y la cantidad de muertes que se producen en los hospitales y clínicas privadas por falta de material sanitario y medicinas. Es el motivo del bloqueo". Andrés Velázquez [email protected]