• El Gobierno de Colombia inició el lunes acercamientos con la oposición política, que lidera Uribe.
  • Su partido, el Centro Democrático, anunció su voluntad de reunirse con los delegados del Gobierno para "corregir" los errores del acuerdo de paz.
  • Pide cárcel para los jefes rebeldes y que estos no puedan optar a cargos de elección popular.
El Gobierno de Colombia inició el lunes acercamientos con la oposición política en un esfuerzo para salvar un acuerdo de paz con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), después de su rechazo en un plebiscito, informa Reuters. A pesar de la amarga derrota, Juan Manuel Santos y el máximo líder de las FARC, Rodrigo Londoño, alias "Timochenko", anunciaron que continuarán con sus esfuerzos para evitar una reactivación de la confrontación que ha dejado unos 220.000 muertos y millones de desplazados. En ese sentido, confirmaron que mantendrán un cese bilateral al fuego. "Con la voluntad de paz de todas las partes, estoy seguro de que podremos llegar pronto a soluciones satisfactorias para todos y, de ser así, el país saldría ganando y el proceso terminaría fortalecido", dijo Santos, quien pidió prontitud y límites de tiempo para evitar poner en riesgo los acuerdos. El triunfo del "No" tras una campaña que lideró el expresidente Álvaro Uribe y que mostró la renuencia de los colombianos a olvidarse de la historia de asesinatos, masacres y de ataques de la guerrilla, impide a Santos implementar el acuerdo de paz que firmó hace una semana con "Timochenko". Aunque el partido de Uribe, el Centro Democrático, no acudió a un encuentro que convocó Santos, anunció su voluntad de reunirse con los delegados del Gobierno para "corregir" los errores del acuerdo de paz y nombró a sus representantes. "Nosotros tenemos toda la voluntad de dialogar (...), pero ¿hay disposición en el Gobierno y en el presidente de la República de escuchar para introducir algunos cambios?", se preguntó Uribe en una intervención en el Senado. Entre las opciones que contemplan los expertos para rescatar el acuerdo están una renegociación con la guerrilla incorporando al Centro Democrático de Uribe, quien pide cárcel para los jefes rebeldes y que estos no puedan optar a cargos de elección popular. Otra posibilidad es una Asamblea Nacional Constituyente y un gran pacto político entre el Gobierno y Uribe. "Colombia dio un mensaje muy fuerte a Santos y a las FARC, las cosas han cambiado, por lo que ahora esto puede ser el comienzo de una muy buena negociación", dijo a Reuters Francisco Santos, ex vicepresidente de Uribe. José Ángel Gutiérrez [email protected]