• La facturación del grupo angloholandés sube un 5,5%, situándose en los 27.725 millones de euros.
  • Cifras que muestran "un crecimiento sostenido muy por delante de nuestros mercados", presume el Ceo, Paul Polman.
  • Prevé que las ventas subyacentes crezcan entre un 3% y un 5% y mejora la estimación de márgenes al 1,8%.
  • Unilever sigue con los planes de vender su negocio de margarina, que los analistas valoran entre los 6.500 y los 7.400 millones.
A la luz de los resultados semestrales, Unilever saca pecho, tras no dejarse comprar por la estadounidense Kraft Heinz (recuerden que rechazó una oferta de compra por 124.500 millones de euros). Y es que ha presentado un beneficio neto de 3.110 millones de euros hasta junio, un 23,8% superior al logrado durante el primer semestre del año pasado. Mientras, la facturación del grupo angloholandés, que fabrica y vende más de 400 marcas (Knorr, Hellmann's, Dove, Frigo, Lipton, Rexona, Axe, TRESemmé, Skip, Cif, Signal, Flora, Tulipán, Calvé, Pond's, Maizena, Ligeresa, Ben&Jerry's, Williams y Timotei, entre otras) subió un 5,5%, alcanzando los 27.725 millones de euros. Cifra que también fue superior a la de hace un año, que se situó en 26.280 millones. Cifras con las que Unilever ha mostrado un "crecimiento sostenido muy por delante de nuestros mercados y una importante mejora de la rentabilidad, a pesar de la volatilidad del entorno de negocio", ha presumido el Ceo, Paul Polman (en la imagen). El directivo prevé que las ventas subyacentes del grupo crezcan entre un 3% y un 5% tras las medidas adoptadas por el grupo angloholandés. Además, ha mejorado su estimación para los márgenes de beneficios de todo el año un punto, hasta el 1,8%. En cuanto al futuro a corto plazo, Unilever sigue con los planes de vender su negocio de margarina, que fueron anunciados en abril. Una división que los analistas valoran entre los 6.500 y los 7.400 millones. El resto de negocios han tenido un buen primer semestre: cuidado personal ha continuado creciendo, aunque algo lastrado por los desafíos en sus mercados clave (India, Brasil e Indonesia); cuidado en el hogar ha tenido un buen avance, sobre todo, por marcas como Comfort, Brilhante y Persil Powergens; alimentos ha seguido modernizándose y se ha visto favorecido por el relanzamiento de la mayonesa Hellmann's; y en refrescos ha destacado el fuerte aumento del helado gracias a Ben&Jerry's y Magnum (marca de Frigo). Cristina Martín [email protected]