• El vicepresidente de la Generalitat se iba a reunir con multinacionales, pero suspende la cita al filtrarse a la prensa y por las ausencias.
  • Su fracaso es estrepitoso y más siendo también consejero de Economía: hace días negó la fuga de empresas.
  • Pero la realidad es otra: casi 1.200 se han ido de Cataluña tras el 1-O, la última, Cementos Molins.
  • Ojo, la crisis catalana también provoca traslados de pequeñas y medianas empresas: unas 1.300, el 1%.
  • La CNMV avisa que Cataluña y la ajustada victoria de Merkel aportan incertidumbre en las reformas europeas.
  • Y otro informe señala que el 55% de los inversores internacionales no ven Cataluña como destino de inversión.
El 1-O ha marcado un antes y un después en Cataluña, pues desde entonces una media de 70 empresas huyen cada día de dicha autonomía. Algo con lo que no contaban los cabecillas del procés, Carles Puigdemont y Oriol Junqueras, sobre todo este último se mueve a la desesperada e intenta retenerlas… sin éxito. Este viernes, el vicepresidente de la Generalitat y consejero de Economía se iba a reunir con directivos de multinacionales que tienen plantas de producción en Cataluña, pero al final ha suspendido la cita al filtrarse a la prensa y por las ausencias. Una muestra más de su estrepitoso fracaso, pues el pasado 5 de octubre, Junqueras aseguró: "No va a haber una huida de empresas de Cataluña". Pero la realidad, como bien saben, ha sido otra bien distinta: casi 1.200 se han ido de la región entre los días 2 y 19 de octubre, según el Colegio de Registradores Mercantiles de España. Cementos Molins ha sido la última en anunciar el traslado de su sede social. Y ojo, la crisis catalana también ha provocado traslados de pequeñas y medianas empresas, como ha señalado su patronal catalana, Pimec: unas 1.300, lo que supone un 1% del total de compañías de hasta 250 empleados de la región, y otro 2,2% se lo está pensando. Claro que esta fuga podría ser sólo un primer paso, a la espera de otro muchísimo peor: el traslado de plantas. Ante todos estos traslados, desde el PSC, Alicia Romero, ha pedido a Junqueras que "dé la cara". La portavoz adjunta del PSC en el Parlament ha criticado al vicepresidente de la Generalitat por que "no ha previsto la marcha de empresas y tampoco lo ha evitado" y ha pedido su dimisión. Paralelamente, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en su boletín de octubre, ha avisado que Cataluña y la ajustada victoria de Merkel en Alemania "han introducido algo de incertidumbre sobre la agenda de reformas en Europa". Asimismo, ha referido "la mejor situación relativa de las entidades españolas en relación con las del resto de la UE" por su avanzada reestructuración y la mayor actividad, pero ve como riesgos la elevada tasa de paro, el proceso de consolidación fiscal y la incertidumbre generada por la crisis catalana. Y en relación a las empresas españolas, ha añadido que podrían verse afectadas las que tienen una exposición elevada al Reino Unido por el Brexit y a algunos países emergentes. Por último, otro informe, concretamente elaborado por la firma de consultoría Kreab, ha señalado que el 55% de los inversores internacionales no considerarán Cataluña como destino de inversión mientras dure la incertidumbre política. Además, el 10% tampoco va a poner sus ojos en el resto de España por el mismo motivo. A todo esto se unen algunos datos más del retroceso económico que está viviendo Cataluña: han caído las reservas turísticas (alrededor de un 20%), así como las ventas de coche (20-25%) y de grandes almacenes (15-20%). Y lo peor es que es sólo el principio: ha ocurrido en 18 días. Cristina Martín [email protected]